jueves, 2 de mayo de 2013

Ruinas arqueológicas de Monte Albán

Era casi medio dia y hacía un calor espantoso en Oaxaca, tal como el resto de los días anteriores.
Esta vez saldríamos a conocer las Ruinas Arqueológicas de Monte Albán, muy cercanas a la ciudad. No nos percatamos que ese día era equinoccio y los fanáticos de los ritos estaban por doquier.
Camino a Monte Alban
Estacionar se hizo difícil. Dejamos el auto donde pudimos y caminamos no menos de tres kilómetros hasta la entrada del parque. Pagamos la entrada y decidimos recorrer en sentido contrario de la gente. No habíamos empezado y ya estábamos cansados.

Los pocos árboles del camino estaban llenos de gente tratando de tener un poco de sombra, era una advertencia de lo que vendría.

El conjunto de Restos Arqueológicos de Monte Albán son los mejores patrimonios en pié que quedaron de las culturas Mixtecas y Zapotecas en el valle de Oaxaca y en todo el territorio de México. Las ruinas están bien mantenidas por UNESCO y por su importancia son Patrimonio de la Humanidad desde 1987.

En torno a la plaza central se encontraban la mayoría de los edificios importantes de esta ciudad que era multi étnica, y que fueron realizados en varios períodos diferentes comenzando unos 500 años antes de Cristo.Tiene forma rectangular y unos 300 metros de largo. Este era el corazón del lugar.

Todo el terreno fue alisado, y las rocas que no se podían sacar fueron usadas como bases para las futuras construcciones que se fueron sucediendo con los años.
Monte Albán
Hay que caminar mucho dentro del predio. El lugar es grande. Calzado cómodo, protector solar y un sombrero resultan imprescindibles.

Una de las fotos mas buscadas es la de la ``Puerta del palacio´´, que corresponde al edificio mas grande e importante de los que estaban en la plaza central. No se sabe a ciencia cierta cual era su función, pero seguramente era usado para recibir  a las máximas autoridades religiosas, ya que cerca estaban el conjunto de templos religiosos.
El palacio va acompañado con unas gruesas escaleras que dan a esta puerta que conduce a un patio interno y a un conjunto de habitaciones. Tengo entendido que hoy esta prohibido entrar, por lo que me considero una vez mas afortunado por haber podido conocerlo, aunque no es gran cosa.
Seguramente impresionaba mas en las épocas en que todo estaba forrado con estuco, y los colores marcaban la diferencia.
El palacio
Cuando era chico miraba con atención los dibujos de mis libros de historia. Allí siempre estaban las canchas de pelota con sus arcos de piedra verticales por donde debía pasar la dura pelota, las tribunas con ferviente público y cerca, siempre cerca se veía un altar en donde alguien moría sacrificado.
La sangre casi chorreaba del libro.

El juego , cuyo nombre en Náhuatl es Tachtli, era violento, y la pelota solo podía tocarse con los codos, la cadera y las rodillas. La batalla era siempre a muerte. 
La cancha de pelota siempre fue un lugar muy cuidado y decorado. Se le daba mucha importancia social al juego ya que estaba directamente relacionado con el culto que se le hacía al sol, y los sacrificios que se efectuaban tras los partidos eran para que el sol siguiese alumbrando. Se lo alimentaba con sangre.
Los pobladores sentían una obligación de ayudar al Astro Rey.
Plota
Desde la parte mas altas se obtiene una maravillosa vista de los tres valles de Oaxaca.
La pucha que costo subir. Llegamos empapados.
Bajar puede ser mas complicado. Los escalones son altos y bastante empinados. Mas de uno se llevaba un susto y requería de ayuda.
De arriba
En la tumba número 7 se descubrieron lo que fue el tesoro mas importante de latino america por mucho tiempo.
Tumba
Alfonso Caso, un arqueólogo que había llegado a Oaxaca años antes, organizó una serie de excavaciones alrededor de la plaza y cuando llegaron a la séptima tumba notaron que habían descubierto algo espectacular. La tumba contenía varios esqueletos pertenecientes a miembros nobles que habían sido enterrados con centenares de ofrendas de materiales preciosos de una belleza y trabajo extraordinarios de lo que nunca se volvió a ver nada igual en Mesoamérica.

Si bien los esqueletos mas antiguos pertenecen a personajes Mixtecos, los Zapotecas han reutilizado muchas veces las tumbas.
Falo