viernes, 21 de junio de 2013

Comer en Uruguay

Viajar nos da también esa posibilidad, la de incorporar nuevos y sorprendentes sabores y aprender de las costumbres locales a la hora de sentarse en la mesa.Siempre que haya algo nuevo para mí en el menú, lo pido. A veces, muchas, no tengo la menor idea de lo que va a venir en mi plato. Como me gusta todo, rara vez me falla la técnica. Cada tanto le pifio.


Uruguay tiene una dieta y costumbres bastante similares a la de Argentina, y la parte de Brasil que lo abraza en cuanto a hábitos alimenticios. Es decir una mescla de las cocinas Española e Italiana. Sin embargo encontramos ciertas particularidades y algunos productos fetiches de quienes visitamos con frecuencia el pequeño país.

El país desplazó a la Argentina como el mayor consumidor de carne bovina en el mundo, con un consumo promedio en el orden de los 66 kilos per capita por año.
Desde que el gobierno Kirchnerista atentó contra sus propios productores, mandando a la quiebra a cientos y cientos, Argentina ha perdido lugar entre los grandes exportadores de carne. Lugar que fue bien aprovechado por Uruguay y el Paraguay, habiendo duplicado sus cabezas en pocos años.

Tal como en Argentina, toda carne se hace y es mas rica a la parrilla.
Estos dos países siempre se han disputado el podio a los mejores asados, y en las dos orillas del Río de la Plata, la parrilla a juntado a millones de amigos y es en sí, un modo de vida.

A diferencia de Argentina, en el Uruguay se comen mas vísceras, producto de la herencia de los Ingleses, quienes fundaron los primeros frigoríficos del otro lado del río.
Sobre los alambres cruzados, o los hierros paralelos desfilan y se cuecen mollejas, morcillas, tripa gorda, chorizos, chinchulines y el muy popular choto, que allí es un éxito, pero el Argentino es muy macho para probarlo o admitir que le gusta.

¿Que es el choto?

El choto no es lo que se piensa. Poco tiene que ver con el miembro viril vacuno, aunque su forma se le asemeja. El choto es el intestino grueso, lavado por supuesto, que es envuelto o arrollado en el intestino delgado formando un choto o rollo. Este viene acompañado de especias varias y cocinado.
Algunas parrillas en el Uruguay se especializan en este platillo.

Para los menos valientes, nunca faltan los cortes mas típicos, siempre ricos y bien hechos, y las pamplonas, que hay que admitir son mas populares y conocidas en esta orilla del río. Las pamplonas pueden ser de cerdo o pollo y generalmente están rellenas de jamón, queso, pimientos y lo que se le ocurra al asador.

Antes de que en las últimas décadas el Uruguayo le arrebata al Argentino el podio al mejor asador, su carne era apreciada, claro, pero había un corte que se destacaba y que podemos casi llamarlo un invento Uruguayo: El chivito.
El chivito es verdaderamente clásico y popular en todo el país. Consiste en un trozo de carne vacuna (en Argentina el chivito es otro animal, mucho mas duro por cierto), de contextura blanda cocinado a la plancha, y al que se le agregan un montón de ingredientes presentados en bandejas en los carritos en donde se venden. La mayoría opta por el Chivito Canadiense, que viene con queso, panceta, lechuga, tomate, rodajas de huevo duro, morrón, salsas varias y hasta arvejas.
Mantener todo esto adentro del sandwich sin que se nos caiga para todos los costados cuando hinquemos el diente es una tarea imposible, razón por la cual este plato, el chivito, viene adentro de una bolsa que nos ayudará a contener la catarata vegetal que querrá escapar.
Cuando no estamos en la calle, o al paso, el chivito también es ofrecido al plato. Viene sobre un solo pan, abierto, y con los mismos ingredientes, salvo el huevo duro que es reemplazado por uno frito, y viene generalmente acompañado por papas, también fritas.

Uruguay, no lo sé, pero debe ser uno de los países con mas alto grado de colesterol en el mundo.

Aunque también existen los sandwiches de miga, en el Uruguay tiene otra forma de comerlos. Estos vienen en un triple pan de molde acompañado por jamón, queso, huevo duro y a veces mas elementos. Se lo conoce en todo el país como Sandwich Olímpico.
No todos son sandwiches, no, no. Hay ciertas variaciones. Cualquier cosa que este entre panes, ellos lo llaman Refuerzo. Sandwiches son los anteriormente citados.

Otro aspecto en el que compiten cabeza a cabeza con Argentina es en el consumo de yerba mate. No voy a negar que es parte de la cultura y dieta de millones de Argentinos, en el norte, litoral, Cuyo y Patagonia. Esta en todas las casas, pero en el Uruguay ya se pasan. Es difícil no encontrarse con alguien que no tenga un termo en sus manos. Suben al colectivo, manejan sus autos, caminan con sus parejas, trabajan, arreglan, todo lo hacen con una mano, ya que la otra está ocupada sosteniendo el termo.
Se toma mas mate en Uruguay que en Argentina?
Yo creo que sí. Lo toman Cimarrón (amargo) la mayoría de las veces, aunque las tradiciones marquen que de a momentos debe de beberse dulce.

Hay dos postres bien conocidos. Uno es el postre Chajá, un tanto dulce para mi gusto. Este consiste de una base de merengue, bizcochuelo, duraznos y frutillas mesclados con crema. Una bomba.
El postre es originario de la ciudad de Paysandú, y desde allí llegó a todos los confines del territorio oriental.
También están los Ricarditos, desde siempre.


En los últimos años mejoraron mucho la calidad de sus vinos, que aunque siempre existieron eran muy difíciles de beber, especialmente cuando se los comparaba con los vinos de sus vecinos Argentina y Chile.
Hoy están exportando importantes cantidades y han logrados destacarse con una uva originaria de Francia que va ganando adeptos, el Tannat.

Algunos productos que nunca dejo de comprar cuando en Uruguay son los Amarettis que tan fácil se consiguen, las galletitas Bridge, aunque les agarre humedad de toque, la cerveza Patricia, aunque son todas buenas y ricas, el queso untable Requesón de Conaprole que cumple la doble función de alimentar y de usar su envase como vaso en cualquier asado futuro, y claro, muchos pescados y mariscos y los duraznos mas ricos del mundo.
En general los productos lácteos del Uruguay son excelentes y hay una gran variedad.

Con el paso de los años noto que es un país que crece y se sofistica, en donde comer es un placer cada vez mas grande.