viernes, 16 de agosto de 2013

La iglesia de Hualfín

La iglesia "Nuestra Señora del Rosario" es una de las mas viejas de Catamarca . Esta en la entrada del pueblo, rodeada por las Sierras de Hualfín en la lejanía, y verdes campos sembrados con pimientos rojos y maíz. También hay cultivos de vid, y que sorpresa agradable me llevé cuando probé  los cada vez mejores vinos que están haciendo en la provincia de Catamarca.

En estas tierras habitaba el Cacique Chemelín. Un tipo bravo si los hay.
Entre 1630 y 1634 se desarrollo una cruenta guerra entre los indígenas y las tropas reales de la Corona Española. En 1632 los hombres del Cacique Chemelín quemaron la ciudad colonial. En venganza, lo apresaron y lo descuartizaron, repartiendo sus pedazos en las ciudades en las que aún tenían enemigos para que sean expuestos públicamente, y se sepa que con la corona no se jode.

Años mas tarde, María de Medina y Montalvo, una dama de Tucumán que era descendiente directa de quienes habían recibido las tierras como compensación por haber matado al Cacique, decidió construir una iglesia. Quizás para lavar las culpas, y así fue, como en 1777, quedo terminada esta bonita iglesia construida a un costado de la columna vertebral de la Argentina, la famosa y querida Ruta 40.

Hualfín se encuentra a poco mas de sesenta kilómetros de la ciudad de Belén.
Hualfín hoy tiene poco mas de 900 habitantes. Todos ellos, dicen, son descendientes de quienes habitaron alguna vez la estancia de la familia que obtuvo estas tierras.
La iglesia de nave única es Monumento Histórico Nacional, y es muy simpática. Una sólida puerta abierta con su dintel de algarrobo nos da la bienvenida. Unos pocos bancos y de fondo un altar pintado por los lugareños en tonos pastel.

Por textos de la zona se sabe que había esclavos que traían de Angola viviendo en la región.