jueves, 26 de septiembre de 2013

Costumbres de los Basotho

Los Basutos caminan lejos de la orilla de un río ya que creen que un cocodrilo puede morder su sombra, tirarlos al agua y matarlos.
Este pueblo, como tantos otros, proviene de África Central y fue migrando hacia el sur del continente donde se establecieron en paz en clanes repartidos y distantes.

Durante el Siglo XIX escaparon de los violentos Zulúes y encontraron refugio en la zona del Drakensberg, las montañas mas altas de Sudáfrica.
La vida en las alturas era muy diferente a la de las zonas de donde provenían, por los que los Basothos (o Sothos) tuvieron que desarrollar nuevas técnicas de construcción para sus viviendas que ahora debían estar bien protegidas de las inclemencias del tiempo. Usan para ello un grueso colchón de paja en los techos y las paredes de las chozas carecen de ventanas, o tienen una pequeña, y como las paredes son tan anchas, es poca la luz natural que entra. Estas chozas redondas se llaman rondavels.

Hay muchos clanes y cada casa esta decorada con motivos propios que los diferencian de los otros clanes. Eso sí. Las casas están siempre protegidas por un cerco de maderas agresivas. Ya no tanto por el ataque de animales, si no para tener presente los peores momentos del pueblo en el que muchos Basuthos se hicieron caníbales por el hambre que estaban pasando.

Durante las Guerras Mfecane (también conocidas como "El aplastamiento Zulú"), muchos pueblos fueron sometidos o expulsados de sus lugares de orígen por los hombres de Shaka. Durante estos años existieron grandes migraciones de pueblos desde KwaZulú Natal hacia lo que hoy es Botswana, Zambia, Zimbabwe, Malawi y Mozambique.

Algunos pueblos consiguieron nuevos lugares de residencia en las zonas montañosas y fue ahí donde se crearon los reinos actuales de Lesotho, donde son gran mayoría los Basuthos y Swazilandia.

Los Basuthos están organizados en tres tribus principales que son los Bakoena, los Batlokwa y los Bataung. Tienen su propia lengua que se llama Sesotho.

En cada clan hay un lugar llamado Lekotla donde se junta el pueblo cuando hay que tratar asuntos importantes. Los mayores son los que deciden y son respetados por todos.
Otro lugar es el me Kgoro, que es donde los jóvenes, que están a punto de ser circuncidados pasan seis meses antes de quedar preparados para recibir la etapa adulta, en donde pasarán a tener nuevas y mas importantes responsabilidades. Esta casa esta separada de las demás, y los hombres tiene prohíbido acercarse a las mujeres.

Las mujeres se encargan de la fabricación de indumentaria de lana, de cocinar en espacios comunes que cada aldea tiene, y las labores propias de cada hogar.


El rey Moshoeshoe logro unir a los clanes dispersos y se los llevo a las montañas donde iban a estar a salvo protegido por un gran ejército de 20.000 hombres. Este ejército supo enfrentarse a los colonizadores ingleses y a los holandeses mientras continuaban las escaramuzas con los Zulúes.
Mas tarde pidió ayuda al Reino Unido y logro convertir al Reino de Lesotho en un protectorado inglés en 1868.

Con el paso de los años y el boom del oro en Sudáfrica, muchos Sothos se establecieron en diferentes provincias buscando un futuro mas redituable, y es por eso que hoy hay tantos viviendo en Sudáfrica. Son todos descendientes de los buscadores de oro en las minas.

De los Cristianos tomaron su religión y aprendieron nuevas técnicas de cultivo y como trabajar la lana. Hoy son verdaderos maestros.
La brujería esta tan mal vista por los Basuthos, que la pena se paga con la vida propia y la de todos sus familiares.
Allí, en las montañas se los puede ver montando a caballo con sus frazadas típicas y sus sombreros cónicos, uno de sus máximos símbolos.