viernes, 13 de septiembre de 2013

San Bernardino y su oscuro pasado Nazi

San Bernardino fue fundada el 24 de agosto de 1881 por un grupo de colonos alemanes que habían llegado al Paraguay tentados por las condiciones migratorias que ofrecía el presidente de aquellos tiempos, el General Bernardino Caballero, quien personalmente se ocupo de ellos.
En aquella época de gloria todavía existía el ferrocarril en el Paraguay, y para llegar a las tierras que hoy ocupa la actual ciudad de San Bernardino, era necesario tomar el tren de Asunción hasta la cercana Aregua, y desde ahí se proseguía por tierra hasta el pequeño puerto de Kendall, para cruzar en bote o en lancha las extensas aguas del Lago Ypacaraí hasta la orilla de enfrente.
Así, con solo 5 familias, todas ellas oriundas de Berlin, nació San Bernardino.
Con el paso de los años fueron llegando colonos desde Holanda, Rusia , Suiza y del por aquel entonces Imperio Austro-Húngaro, aunque la mayor parte de los colonos continuó siendo alemana.

La pujante actitud de los alemanes hicieron que en muy poco tiempo, esta nueva colonia, se convirtiera en el lugar vacacional por excelencia de los paraguayos.

No tardaron en llegar desde Europa personalidades de todo tipo, alertados por los encantos naturales del Paraguay, este nuevo país sudamericano que pudo perfilarse como potencia. Así llegaron Marlene Dietrich, Antoine de Saint-Exupéry y Elisabeth Nietzsche (hermana del gran filósofo), cuyo marido, el nacional-socialista Bernhard Forster había intentado fundar sin gran éxito una nueva colonia muy antisemita a la que llamo Nueva Germania. Forster vivió sus últimas seis semanas de vida en el Hotel del Lago, en donde se suicido. Forster fue considerado como un héroe por muchos en el Paraguay, y el mismísimo Hitler mando a hacer un servicio funerario en su memoria con tierra traída para la ocasión desde su Alemania natal. Sus restos están en el cementerio local.
En este mismo hotel estuvo hospedado Joseph Mengele, "El ángel de la muerte", un criminal de guerra nazi, famoso por sus experimentos médicos en campos de concentración.
Aquí en San Bernardino residió por años la hermana de otro de los grandes de la filosofía, Adele Schopenhauer, y no faltaba nunca en sus playas el Mariscal José Félix Estigarribia, héroe máximo del Paraguay.

Eduardo Schaerer, presidente del Paraguay entre 1912 y 1916, fue hijo del primer administrador de la colonia.
La villa veraniega de San Bernardino se encuentra en el Departamento Cordillera a 50 kilómetros de Asunción, la capital del país, con la cual esta muy bien comunicada. Tiene una población permanente de 12.000 personas, pero entre noviembre y febrero se suman miles y miles de familias que cada año eligen a SanBer como su destino vacacional.
Hay muchos bares con música en vivo, restaurantes de lo mas variado, clubes náuticos con muy buenas instalaciones y los mejores boliches del país cuando estalla el verano. En el lago, música fuerte y deportes extremos. En las calles, tereré y artesanías. Alrededor los verdes cerros que dominan las vistas.