jueves, 5 de diciembre de 2013

La casa de Nelson Mandela

Hoy murió Nelson Mandela, y me siento apenado. Me acabo de enterar de esta noticia y despido con tristeza, y enorme respeto a un luchador incansable que peleó por la libertad de la gente como pocos.
Un ejemplo de vida. Un hombre que ante todo, supo perdonar.

En mi segundo día en SOWETO, la mayor zona marginal de Sudáfrica, fui a conocer la casa de Nelson Mandela. El gran Nelson Mandela. Un ganador. Un liberador. Orgullo para la raza humana. Un ser de moralidad superior, ganador del Premio Nobel de la paz  y el corazón de tantos.
Vencedor del Apartheid. Primer presidente negro de Sudáfrica.

En esta casa vivió con su familia entre 1946 y 1990. Primero con Evelyn Ntoko Maze de quien se divorció en 1957 y desde el año 1958 en adelante lo hizo con su mas famosa mujer, Winnie, (Nomzano Winifred Madikizela) quien ocupó la casa hasta 1996, luego de un segundo divorcio de Mr Nelson.

Mandela, que no corrió con la misma suerte que su familia, paso a la clandestinidad en 1961 ya que se había dedicado de lleno a la vida política. Aprendió leyes y volvió con todas las ganas de cambiar la horrenda situación de los negros en su país.
Con el estudio de abogacía que tenía junto a Oliver Tambo (hoy el aeropuerto de Sudáfrica lleva su nombre) defendían a los no representados. Los ciudadanos de segunda y tercera categoría.

Acababa de dejar de la cárcel, en donde estuvo encerrado algunos años con otros 150 compañeros.

Un año después de salir lo volvieron a meter preso, y allí paso 27 años privado de su libertad. 17 inviernos los cuales paso en Robben Island, con el número de prisionero 466/64. Los restantes10 años los paso en otras dos cárceles diferentes.

Días antes, recorriendo los barrios mas acomodados de Sudáfrica pude ver desde afuera su última casa. Esta queda en el barrio de Houghton. Es grande y bella. Cuenta con una vigilancia casi invisible en una vereda arbolada de calles muy poco transitadas.

Esta casa de SOWETO fue declarada Monumento Nacional en 1999. Quería saber un poco mas de las intimidad de Nelson ya que andaba por su país. Además lo había prometido.


‘That night I returned with Winnie to No. 8115 in Orlando West. It was only then that I knew in my heart I had left prison. For me No. 8115 was the centre point of my world, the place marked with an X in my mental geography.’

Escribió Nelson Mandela el día que fue liberado en 1990.



"The house itself was identical to hundreds built on postage stamp size plots on dirt roads.
It had the same standard tin roof, the same cement floor, a narrow kitchen, and a bucket toilet at the back. Although there were street lamps outside we used paraffin lamps as the homes were not yet electrified. The bedroom was so small that a double bed took up almost the entire floor space.’

‘It was the opposite of grand, but it was my first true home of my own and I was mightily proud. A man is not a man until he has a house of his own.’

Nelson Mandela, The Long Walk to Freedom
                                                                                              





En sus paredes exteriores de ven las marcas de uno de los atentados contra su persona. En este caso con balas y bomba Molotov contra el hogar de su familia.


En esta casa,  se ven todo tipo de objetos  que pertenecieron a Nelson Mandela.
Están sus muchos y merecidos diplomas, premios y certificados. Algunas botas.

El sillón donde leía aprovechando la luz natural, sigue junto a una ventana.
Fotos familiares. También hay ropa y la cama donde dormía. Donde se recuperaba. Donde amaba.

Algunos miran los objetos y lloran. Vienen hasta aquí para agradecer a  Madiba, su liberador.

A esta casa volvió Nelson Mandela cuando salió de prisión. No quería ir a otro lugar. Su casa era la de 8115 Orlando West. Paso 11 noches aquí, pero su realidad había cambiado, y sabía que no podía quedarse. Aunque la casa de SOWETO fue la única que siempre guardará en su corazón.

Buen viaje Madiba. Fuiste un grande. Ojalá descanses en paz. Hasta siempre.

(Para Gaelle)