martes, 4 de marzo de 2014

Primer aniversario

Hace exactamente un año me sentaba por primera vez con la idea de hacer un blog, y me largué a escribir sobre algunos de mis viajes.

Pasaron 365 días en los que disfrute siempre de hacer el blog. La que pasado bien, me sigo divirtiendo que es la razón principal por la cual hago Por tierra por la tierra.

En este año conocí a mucha gente valiosa, y espero agrandar nuestra amistad. Todos saben quienes son, y desde acá quiero darle las GRACIAS por su gran aporte y amistad. Sigo aprendiendo con todos ustedes cada día.

He publicado 128 entradas. Un buen promedio.
Recibí 32.500 visitas que me alientan a hacer un trabajo cada vez mejor.
Escribí sobre 32 países, de África, América, Asia, el caribe y Europa, siempre en primera persona y con fotos propias. Lo bueno es que ni siquiera me puse al día con mis viajes, así que hay blog para rato.

Me mantuve original.

Gente de mas de 70 países ha pasado por el blog, desde lugares como Arabia Saudita, Libia, Kasajistán, Taiwan, Myanmar, Pakistán o Azerbaiján.

El primer mes solo tuve 4 visitas.

Estoy muy entusiasmado y feliz de sentirme comprometido con este proyecto, así que para este año, pienso incorporar mejoras en el blog. Ya tengo varias ideas en mente y con el tiempo las iré poniendo en práctica.

A los lectores, eternas gracias. No solo me han hecho feliz durante todo el año, si no que sin ustedes esto no tendría sentido. Gracias también a todos los que votaron por mi blog en los Premios 20 Blogs.
Voy a mejorar este espacio para todos ustedes. Los quiero!

Quiero agradecer en forma especial a Dios que me cuida siempre en mis periplos por el mundo. A mi familia por hacer que los viajes sean algo tan natural y lógico de la vida.
A los miembros de mqB que son de fierro.
A las comunidades de Google + por dejarme participar y compartir mis trabajos.
No puedo olvidarme de Zulaika y Freya, mis camionetas. Con Zulaika tuvimos un accidente en el que volcamos. Ya no existe mas, pero preservó mi vida. Freya es la actual, y entre las dos recorrí mas de 200.000 kilómetros por Argentina, Paraguay, Brasil, Chile, Bolivia y Uruguay, y NUNCA me dejaron a pata.