sábado, 12 de abril de 2014

Cruzando el Canal de la Mancha en el Eurotunnel

Esta colosal obra de 50 kilómetros de largo, que une a Francia e Inglaterra cruzando las agua del Canal de la Mancha, acerca hoy al Reino Unido con Europa continental como nunca antes.

En mi última visita a Inglaterra, partí desde Frankfurt en auto, y tras recorrer algunos pueblos de Bélgica, apunte hacia la costera ciudad de Calais, en Francia, para abordar el tren que me llevaría junto a mi auto hasta Folkestone, en Inglaterra

Me acuerdo perfectamente cuando en 1994 inauguraron el Eurotunel. Estaba en Hamburgo, y ahí, como en el resto de Europa solo se hablaba del nuevo túnel.
Tren Canal de la Mancha
La terminal es completa. Se puede comer, beber o hacer diversas compras.
El viaje en si se redujo a poco mas de media hora, en donde permanecí sentado adentro de mi vehículo.

Por dos túneles circulan los trenes de alta velocidad, y el que lleva a los vehículos de transporte liviano y pesado, y cuenta con un tercer túnel para otros servicios, y por motivos de seguridad ante el caso de incendio, cosa que ha ocurrido en mas de una ocasión.

No quiero aburrirlos con detalles técnicos, pero se trata de una magistral obra de ingeniería.
En el auto cruzando el Canal de la Mancha
Esta obra trajo un considerable aumento de tráfico de pasajeros y mercancías entre los dos países, y  facilito la forma de viajar entre Francia e Inglaterra. En antaño, los viajes en ferry tardaban (y siguen tardando) mas del doble de tiempo que el actual tren, y quienes iban en avión, uniendo por ejemplo Paris con Londres, tenían que invertir una considerable cantidad de horas para llegar a sus respectivos aeropuertos secundarios. Recuerdo una ocasión en que para ir de Londres a Paris tardé no menos de seis horas, entre traslado hasta y desde los  aeropuertos, y el vuelo en si. Perdí el día.
Hoy quienes vayan en tren pueden unir dos de las capitales mas lindas e importantes de Europa en poco mas de una hora.

Desde principios de 1800, Francia e Inglaterra iniciaron conversaciones para la construcción  de un túnel, pero la tecnología de la época no era apta, y el proyecto se dilato por mas de 150 años, hasta que finalmente, los gobiernos de François Mitterrand y Margaret Tatcher firmaron un acuerdo para la construcción del túnel, y lo hicieron por fin realidad.
La obra contó con un presupuesto inicial de 4.500 millones de Euros, en un proyecto que término costando casi cuatro veces mas, pero fue financiado con capitales privados.

Una experiencia que me ha gustado la de cruzar en auto, aunque este tuviese volante a la izquierda y no sea lo ideal para recorrer la geografía inglesa.