miércoles, 28 de mayo de 2014

De leyendas y milagros en Cantabria

Dentro del Parque Nacional Picos de Europa, el mayor espacio protegido de España, rodeada de montañas, cultivos de frutas y en la fértil confluencia de varios ríos, se encuentra, a menos de 100 kilómetros de Santander, el pequeño municipio de Cillorigo de Liébana, que merecida fama tiene por sus quesos, y sus valles, en donde senderistas de todos los rincones se encuentran muy a gusto recorriendo el ameno y poco habitado entorno.
Oveja en Cantabria
A la salida de este pueblo rural que cuenta con una población apenas mayor al centenar,  junto al río Deva, y en donde finaliza el Desfiladero de la Hermida, se encuentra la pequeña iglesia de Santa María de Lebeña del siglo X, que es el monumento pre románico mas importante que tiene Cantabria, y es uno de los monumentos de arquitectura Mozárabe mas importantes de España, aunque también se encuentran influencias de arquitectura visigoda y asturiana. Por ello, la iglesia de Santa María de Lebeña es Monumento Nacional desde marzo de 1893.
Este pequeño pueblo esta en una de las rutas de el Camino de Santiago (Ruta Vadiniense).

Santa María de Lebeña exterior a distancia
No se sabe a ciencia cierta cuando fue construida esta iglesia, pero los locales dicen que es obra de el conde Alfonso, quien la hizo en poco tiempo durante el año 925 en un lugar privilegiado de la comarca junto al milenario y venenoso árbol de tejo que hasta 2007 se erigía a un costado de la iglesia, y pegado a un olivo que mil años mas tarde sigue vivo como nunca.

La torre con campanario que acompaña a el conjunto es muy posterior a la construcción original, y no todos en el pueblo están de acuerdo con si su figura embellece o no a la iglesia. Pese a ser del siglo XIX, la torre respeta el estilo Mozárabe original de la iglesia. Como el edificio ya era Monumento Histórico, no se permitió la construcción de un campanario en la iglesia misma, razón por la cual la torre esta anexada al conjunto original.
Sta María de Lebeña
La leyenda dice que don Alfonso había hecho la iglesia para albergar los restos de Santo Toribio de Astorga.
Alfonso y varios de su séquito intentaron desenterrar al santo, y todos quedaron ciegos. Querían robarlo para llevarlo como reliquia a Liébana. Ante la desesperación por la pérdida de la visión, Alfonso le ofreció a los monjes del Monasterio de Santo Toribio, todas las tierras que tenía en Liébana, a cambio de recuperar la vista. Hecho el milagro, Alfonso entrego hasta la última legua de tierra que poseía.
Durante años, los monjes cobraron jugosas rentas, mientras seguían recibiendo propiedades de los habitantes del pueblo que pretendían salvar sus almas.
Santa María de Lebeña entrada iglesia
La última gran restauración del edificio ocurrió en 1896. La iglesia de tres naves tiene una leve forma rectangular. Es casi cuadrada a la vista. Los materiales que se utilizaron para su construcción, son propios de la zona (piedra de arenisca).
Los muros de mampostería del exterior, casi llegan al metro de grosor.
Iglesia de Santa María de Lebeña
Este tipo de columnas adosadas es lo que hace que esta pequeña iglesia, que bien podría pasar desapercibida, sea tan apreciada en Cantabria, y es que esta es la muestra mas antigua que se conserva en España, de esta técnica, que en el período Románico, sería usada hasta el hartazgo.
arcos Santa María de Lebeña
Para visitar la iglesia hay que estar atentos como pasa muchas veces en España, ya que no todos los días abre sus puertas, y además cierra varias horas a partir del mediodía. Si tienen suerte, o paciencia, una señora del lugar les oficiara de guía. Además, llegar hasta aquí les demandara un tiempo.
arquitectura Mozárabe en España, arcos Santa María de Lebeña
Por lo pronto hay mucho mas que ver y hacer en los pueblos de las cercanías de estos valles, y no, no todo se trata de comer cuando se anda por estas comarcas, que dicho sea de paso, ven al turismo como el mayor aporte a su economía, pese a la variedad de cultivos que comercializa la región, y a la calidad y presencia de su industria láctea.
Parque Nacional Picos de Europa desde Santa María de Lebeña
Estamos en el Parque Nacional Picos de Europa, que es compartido por las provincias de Asturías, Cantabria y León, siendo a Cantabria la que menor porción le corresponde.
Iglesia del siglo X Santa María de Lebeña
En 1993, diarios de toda España hacían eco del robo de la talla policromada de madera del siglo XV de la Virgen de la Buena Leche  que estuvo desaparecida durante 8 años, y que la guardia civil de Alicante recuperó en sus dominios. De todos modos, la mayor cantidad de tesoros de la comarca ya se habían perdido cuando, un cura llamado Don Desiderio, decidió vender las obras de arte y los muebles de muchas iglesias de la zona para paliar reparaciones en el Monasterio de Santo Toribio. Una desacertada decisión.