viernes, 5 de septiembre de 2014

Humahuaca Town

Una de las zonas mas bonitas e interesantes para pasear por el noroeste de Argentina es sin duda alguna, La Quebrada de Huamahuaca, la cual se encuentra en la provincia de Jujuy.
La Quebrada ha sido habitada desde hace por lo menos 10.000 años. Muchos de sus habitantes son descendientes de los antiguos pobladores, como los Omaguacas.

Esta milenaria cultura, los increíbles paisajes y la buena cantidad de pueblos con vestigios precolombinos hicieron que la UNESCO declarara en 2003 a la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad.

Dentro de los mas de 150 kilómetros de la Quebrada existen algunos pueblos mas importantes que otros. Quizás el que mas relevancia histórica tiene de todos ellos, es Humahuaca.
Enclavada a mas de 3.000 metros de altura, Humahuaca siempre tuvo una posición estratégica como lugar de abastecimiento y "puerta de entrada" del Camino al Alto Perú y a la Puna.
Entre los siglos XVII y finales del XIX fue una importante encomienda en donde se comerciaba cantidad de productos. Pocas ciudades de la época tenían el poderío económico de Humahuaca.
El pueblo tiene frente a su pequeña plaza, una bonita municipalidad, en donde antiguamente funcionaba una de las iglesias  de Humahuaca. Cada mediodía decenas de personas se agolpan a sus puertas para ver salir de abajo de la torre del reloj, al santo patrono de la ciudad.
No se si tiene nombre, pero fue recién en mi tercer visita a Humahuaca que logré ver el brevísimo espectáculo con mis propios ojos. Yo lo llamo "El Saludador de Humahuaca".
Todos miran las puertas verdes de la torre del reloj, y estas se abren. San Francisco, el santo patrono de la ciudad, regala mediante un gesto articulado en tres partes, una bendición a los allí presentes.
La gente, toda, dispara sus máquinas de fotos, sabiendo que son testigos de algo que si bien ocurre todos los días, solo sucede por breves instantes, y cuando el santo patrono levanta su mano derecha, todo es clamor y bullicio.
Mirando el Monumento a la Independencia, encontramos a la izquierda de las escalinatas, el pequeño Museo Arqueológico Municipal.
El mayor atractivo del museo son las dos momias que exponen en vitrinas. Las dos están en posición fetal, pero solo una de ellas recibió un tratamiento  enterratorio, por lo que se conserva en mejor estado.
Sus tres salas nos llevan a través del tiempo. La primera nos enseña como eran los mas primitivos asentamientos indígenas, pequeños y de técnicas agrícolas rudimentarias. La segunda sala hace un recorrido por la época de oro de los pueblos de la Quebrada de Humahuaca (800 al 1100d.C.), en donde se hizo frecuente el uso de herramientas y ornamentaciones de metal (principalmente cobre y bronce, en menor medida plata y oro).
La tercer sala muestran los avances de los habitantes en una Quebrada cada vez mas poblada.
Las veredas escalonadas que nos acercan al pueblo. Son parte del mismo monumento, y le agrega cierta espectacularidad.
Los grandes acontecimientos sociales ocurren en el trayecto de estos 103 escalones que unen el monumento con la plaza principal de Humahuaca.
Humahuaca fue escenario de 14 combates entre las tropas patriotas y las realistas. Muchos hitos históricos y leyendas se gestaron en estas batallas, es por eso que se eligió emplazar en la parte mas alta de Humahuaca (Colina Santa Bárbara), y como homenaje a ese triunfador Ejército del Norte al Monumento a los Héroes de la Independencia, que hoy en día es la postal mas reconocida de Humahuaca.
El monumento es obra de Ernesto Soto Avendaño, pesa mas de 70 toneladas y data de 1950. Se discute cual es su representación, pero se cree que la imagen corresponde al indígena Pedro Socompa, llevando el anuncio de libertad a sus semejantes. Podría pertenecer también al Cacique Diego Vitilpoco, quien ayudó a las tropas del General Belgrano en su gesta libertadora.
En el grupo escultórico inferior se narra la epopeya de la independencia.
En la vecina ciudad de Tilcara, frente a la plaza principal, esta el Museo Soto Avendaño, en donde se exponen obras originales en yeso.
El futuro de Humahuaca es promisorio. Mucha gente ha vuelto y nuevas actividades se desarrollan en la zona desde que la UNESCO la reconoció como Patrimonio Mundial de la Humanidad.
Hay varios yacimientos arqueológicos en los alrededores y un puñado de museos para visitar en el propio pueblo. En la plaza, las escalinatas al monumento y en los comercios de los alrededores se venden las mas coloridas artesanías a turistas llegados cada vez mas de lejos.
Siempre parece haber vida en Humahuaca. Hoy mas que nunca.
¿Quien no recuerda la canción de Maria Elena Walsh "La Vaca Estudiosa" , aquella vaca media sorda de Humahuaca que quería estudiar y no la dejaban, y que esconde una sabia moraleja.
o
El Humahuaqueño, (el carnavalito), uno de los tantos temas populares del cancionero argentino, uno de esas melodías que a todos le son conocidas. Esta vez interpretado por Los Nocheros.