viernes, 31 de octubre de 2014

Recorridos por la Cordillera de la Sal: Valle de la Muerte y Valle de la Luna

El sugerente nombre de "Valle de la Muerte" enseguida capto nuestra atención. Partimos con nuestra guía francesa y de castellano gutural, desde la ciudad de San Pedro de Atacama, en Chile. Esta vez recorreríamos varios sectores con fenómenos geológicos a tiro de piedra del Salar de Atacama, y dentro de los límites de la Reserva Nacional Los Flamencos

El Valle de la Muerte lleva ese nombre por la cantidad de restos óseos de personas y de animales, que hay en los alrededores de esta caprichosa geografía del Desierto de Atacama. Además ningún tipo de planta crece aquí, ni hay insecto alguno capaz de sobrevivir en este entorno.
El Valle de la Muerte esta en plena Cordillera de la sal, o Cordillera Domeyko, como también se la conoce. Está a solo 3 o 4 kilómetros del pequeño gran pueblo de San Pedro de Atacama.

La erosión constante del viento dibuja en esta zona, curiosas formaciones rocosas, y como para darle un motivo mas a su nombre, las del Valle de la muerte pueden hasta parecer tenebrosas, sugestión mediante, pero es verdad que se ven formaciones monstruosas.
Su origen es el de un lago que emergió hace 23 millones de años, momento en el que se originó la Cordillera de los Andes. Mucho de su antiguo suelo ha quedado en posición horizontal por el movimiento de las placas, razón de sus asombrosas formas.
Desde aquí proseguimos con la idea de ver la caída del sol, hacia nuestro próximo destino, el apreciado y ponderado "Valle de la Luna". Para ir, cruzamos nuevamente la Cordillera de la Sal, con sus bonitas y originales formaciones blancas, que son producto de la alta cantidad de Sulfato de Sodio que tienen las rocas. Este es el viejo camino hacia la ciudad de Calama.

Como sugiere el nombre, una vez que llegamos a este sector, el paisaje se torna de hecho mas lunar.
El Valle de la Luna está en una depresión rodeada de picos bajos y filosos, Las formaciones de este valle no dejan de ser curiosas, y me parecieron mas bonitas que las del Valle de la Muerte.
Al igual que en el Valle de la Muerte, las placas de un antiguo y desaparecido salar se movieron, originando esta superficie de aspecto lunar a 2.550 metros de altura sobre el nivel de los mares.
Sobre estos restos cayeron en varias oportunidades, rocas y cenizas de alguno de los varios volcanes cercanos, que se intercalan con arcilla, yeso, borato y sal, dándole al lugar ese color tan particular.
Se visita un mirador, y dos puntos estratégicos que regalan las mejores vistas. Para el atardecer, lo mejor es acercarse a ver el juego de sombras en un lugar que se conoce como "La Gran Duna".
La temperatura baja abruptamente en la Puna. Ya era hora de volver a la comodidad de San Pedro de Atacama.

Un destino ideal para recorrer a la vuelta de alguna de las excursiones de mayor envergadura.
Observaciones:
San Pedro de Atacama está a 1.700 kilómetros de Santiago de Chile, y a poco menos de 200 kilómetros de la ciudad de Calama, el aeropuerto mas cercano. Cuenta con aproximadamente 2.500 habitantes permanentes, y todos los servicios que podemos encontrar en una ciudad mas grande. San Pedro de Atacama está acostumbrada desde hace unos 20 años, a recibir un exigente turismo del exterior que quiere aprovechar las múltiples bellezas de la zona.
Hay buena hotelería y gastronomía de excelente nivel.
Sus calles de tierra con casas de adobe dan la bienvenida al lugar mas árido del planeta, y uno de sus desiertos mas grandes.

Te puede interesar también:

El Desierto de Atacama