martes, 7 de abril de 2015

La última morada de Simón Bolivar

La Quinta de San Pedro Alejandrino, fundada en 1609, es hoy uno de los atractivos culturales mas importantes de Santa Marta, y uno de los lugares mas trascendentes en la historia de Colombia.
Quinta de San Pedro Alejandrino
La Quinta de San Pedro Alejandrino fue uno de los ingenios mas importantes de Santa Marta durante la época colonial. Años mas tarde, esta hacienda cobra fama por ser el lugar en donde murió el Libertador Simón Bolivar, el 17 de diciembre de 1830, sumando los 47 años de edad.
Esta fue la última morada de Bolivar, razón por la cual es uno de los sitios mas venerados y visitados del país.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolivar y Ponte Palacios y Blanco es una figura destacada de la historia universal que le dio el mote de "Hombre de América", por haber liberado a seis países de América de las garras tiránicas de España.

Tras pagar algunos miles se accede a este espacio de 22 hectáreas arboladas dividido en varios sectores y un jardín botánico. La casa principal da a un patio el cual está rodeado de una serie de cuartos.
Patio Quinta San Pedro Alejandrino
En una suerte de "recinto sagrado" se conserva la cama (un catre de campaña) en donde a la una y tres minutos de la tarde termina muriendo el Libertador. La cama está cubierta con la bandera de Colombia. También está a su lado el sillón de terciopelo desde donde Simón Bolivar, en sus últimos raptos de lucidez, dictó sus últimas proclamas y deseos una semana antes de que le llegue su día final.
La cama en donde murió simon Bolivar
En algunos de los otros cuartos, todos de color ocre tal como el exterior, guardan una bañadera de mármol y otros muebles que pertenecieron a la hacienda en esos últimos días de Simón Bolivar.
Además hay una sala de cocina, otra de repostería, un comedor, la sala de fumar, varios cuartos de invitados, caballerizas, un trapiche, el oratorio en donde se encuentran los restos del último médico de Simón Bolivar, una destilería y una biblioteca que perteneciera a don Joaquín de Mier, quien fuera el dueño de la hacienda en aquellos días, y varias salas en donde se explica la gesta libertadora de Simón Bolivar, se exponen cuadros y esculturas de su figura o se exhiben objetos que le pertenecieron.
Sala del Centenario
En el exterior hay una serie de monumentos donados por las Repúblicas Bolivarianas, siendo el de Colombia el mas importante de ellos, y el último en construirse en el centenario de la muerte del Libertador. Adentro del altar de piso de mármol hay una gran y compleja escultura en donde se repite la figura de Simón Bolivar a lo largo de su vida, y en donde, entre otras cosas, se dejan ver sus tres proclamas mas importantes: "Última Proclama", "La Carta de Jamaica" y su testamento.
Altar de la Patria
Desde 1980 flamean todas las banderas del continente americano. Es un tributo a Simón Bolivar con motivo de la conmemoración de los 150 años de su muerte. Aquí se practican actos de estado.
Plaza de Banderas
En otro sector del recinto se encuentra el Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo , una serie de salas con una colección permanente de pintura, esculturas y fotografía procedentes de los seis países Bolivarianos (Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, Perú y Bolivia). Todas muy interesantes.
Museo Bolivariano de Arte Contemporaneo
Al final me pase una buena cantidad de horas recorriendo la Quinta de San Pedro Alejandrino. La sombra que regalan sus centenarios árboles, lo didáctico de sus muestras y la belleza de su parque hacen de este recorrido uno muy agradable y que sin duda volvería a hacer.