viernes, 10 de julio de 2015

Comer en Colombia

La comida en Colombia es totalmente criolla y apenas se percibe la influencia de la cocina internacional, mas precisamente de la española y de la afro. Por lo diverso de las regiones de Colombia,  sus etnias, y lo rico de su flora y su fauna, la gastronomía termina siendo muy sabrosa y variada.

¡Que bien se come en Colombia! Eso fue lo primero que pensé cuando volví del país.  La verdad que me vi sorprendido por este factor. No esperaba sentirme tan gratificado por la gastronomía colombiana.
Los Tamales de La Puerta Falsa, en La Candelaria, Bogotá
Pese a esa variedad que ofrecen las diferentes regiones del país, hay ciertos elementos que parecen repetirse en cada plato de la gastronomía colombiana, y me llevó un tiempo darme cuenta, pues los primeros días, cuando estaba en compañía de muchos amigos, nos la pasamos comiendo comida japonesa, italiana y esos frescos y gordos langostinos llegados de Ecuador.

Buscando los sabores locales nos acercamos con una pareja amiga hasta La Puerta Falsa, un restaurante sito en el casco histórico de Bogotá. Un boliche que nos había sido recomendado por el concierge de nuestro hotel. El lugar es chico y tras probar una serie de platillos concordamos en que tiene mas fama de la que se merece. Los tamales son diferentes a aquellos que había probado en Argentina, Bolivia, México y Perú, pues suelen venir con porotos y carne hervida de pollo.
La carta de La Puerta Falsa ofrece poco. Tanto los jugos de lule como los de mango estaban rebajados con agua. El servicio, que suele ser una maravilla en suelo colombiano aquí es apenas correcto.

Un lugar turístico y que si vale la pena visitar (y que además resulta todo una experiencia para los sentidos) es el ya clásico Andrés Carne de Res en la localidad de Chia, a unos 24 kilómetros del centro de Bogotá. Pocos kilómetros que les demandarán casi una hora de viaje, pero así y todo vale la pena.
Andrés Carne de Res tiene sus puertas abiertas desde 1982. Es un lugar que combina lo mejor de la música (rumba), la parrilla tipo argentina y la comida colombiana, siendo las carnes las protagonistas del menú. También tiene una buena barra para tomar cualquiera de nuestros alcoholes preferidos.

Andrés Carne de Res está siempre lleno de gente, con una carta de los mas extensa que haya visto y para coronar, un servicio rápido, efectivo, y de lo mas atento.
Aunque no exista un plato nacional, las regiones si tienen su plato representativo. Por ejemplo uno de los que se consigue con facilidad es la Bandeja Paisa (zona Medellín), que viene con carne de cerdo, frijoles negros, arroz, varios tipos de embutidos, chorizo, carne molida, palta (aguacate), dos infaltables huevos fritos y algunas pequeñas Arepas.

En Antioquía, el plato mas representativo es el Muchacho Sudado, o simplemente Sudado, una mescla de carne desmechada con pimientos y cebolla cocinados en una olla a presión.
Ajiaco con pollo
La "sopita" no puede faltar en la mesa del colombiano, y tienen muchas. Entre esas "sopitas", la mas popular de todas, la que nunca deje de estar en los menús de cualquier comedero o restaurante, es el Ajiaco Santafereño con pollo, una sopa a base de distintos tipos de maíz, cebolla, y ajo, y que es originaria de la región andina de Colombia. El Ajiaco siempre va acompañada con varios tipos de papas.

Otra fácil de encontrar es el Sancocho, una sopa hecha con varios tipos de carne y/o de pescado, y que por lo contundente de sus ingredientes bien puede considerarse como un "plato fuerte".
Arepas Colombianas
Hay decenas de tipos de Arepas. Cada región tiene la propia, y por lo versátil del producto, los ingredientes de esta popular receta colombiana pueden variar. Las hay asadas al carbón, y también con abundante queso. Con anís o con huevo, o ese toque personal. Como dicen en Colombia: "Cada Arepa tiene su tiesto".


Entre los "lujos" que nos podemos dar cuando en Colombia es el de comer las apreciadas y formidables Hormigas "culonas"de Bucaramanga. Estas hormigas, mucho mas grandes que las comunes son salteadas en manteca y acompañadas por algún tipo de salsa. No son baratas pero vale la pena probar su peculiar y crocante sabor, o gozar de su olor.
En las calles de Colombia se consigue todo tipo de jugos de fruta. Las mas presentes son el mango, el Lulo, las sandías, los melones, naranjas, granadillas y guayabas, aunque también se consigue el Litchi (mas rico que en Asia), el maracuya, el carambole, el mangostino, distintos tipos de fresas, la guanabana, entre otras. Un rico universo para que los curiosos le saquen el jugo.
Patacones
Otro producto que siempre acompaña cada plato salido de las cocinas de los restaurantes colombianos son los Patacones (platano frito) que gusta de comerse, como otros salados, con una ración de jugo de avena a base de leche.
El Patacón (Tostón en otros lugares) es típico en varias islas del Caribe o en países de Centro América, y se ve "hasta en la sopa", como el caso de la variedad local de la de arroz.
En los pueblos y ciudades de Colombia siempre hay esquinas con un carrito en donde hacerse algo de comida por unos pocos pesos. Los puestos de comida callejera son abundantes, y es de lo mas común comer allí para el colombiano tipo. Allí, en los puestos callejeros es fácil dar con Arepas, choclos asados que como en el resto del mundo comen con manteca y sal, empanadas como las argentinas pero siempre fritas y con masa a base de maíz. También hay pasteles de yuca, y distintas carnes y verduras asadas que allí denominan como "Fritanga" (morcillas, ajíes, chicharrones, chorizos, salchichas, plátanos y papas). También con chicles, cigarrillos y hasta cables de teléfonos celulares.

Los dulces, a los cuales no soy muy adepto, también tienen buena presencia. En los puestos no faltan los postres de guanábana, los Raspados de frutas varias (a veces llamados Salpicón), los Buñuelos y la Gelatina de Pata, un postre rarísimo hecho a base de panceta y pata de vaca.
Este es uno de los típicos desayunos. La mas liviana de las opciones, a excepción de las frutas. Es lo único que me caía como una "bomba" durante mis días en Colombia.
Comunes son los "Frijoles Trasnochados" (o recalentados) que sirven en muchas regiones por las mañanas, y que resultan ideales para aprovechar las sobras del día anterior, tal como sucede en Perú o en Venezuela. Como para hacerlo mas "livianito". no pueden faltar uno o dos huevos fritos.
Colombia esta abrazada por las aguas del Océano Pacífico y también por las del Mar Caribe. Esto hace que sea un país con alto consumo de pescado. Decenas de variedades nos son ofrecidas. Muchas de ellas son mucho mas caras frontera afuera. He disfrutado de los mejores róbalos y pargos en mucho tiempo. Como el pescado siempre está entre mis comidas favoritas, me dediqué a comer todo cuanto salga del mar. También comí fantásticos ejemplares de Mero, Atún, Brótola y otros de agua dulce como la Tilapia (no tan buena como en África), el Pescado Sierra, el Bocachica o la Cachama,

Generalmente al pescado lo hacen frito, aunque también "a la plancha". El arroz con coco (espectacular como lo preparan) esta omnipresente como acompañamiento de cada plato de la zona.
Este platillo de pescado frito, que además viene acompañado por un poco de ensalada, es típico en muchos pueblos del Caribe.

La cerveza, por ejemplo, no es una maravilla en Colombia, siendo la "Aguila" y la "Club Colombia" las dos mejores de ellas. Birras ideales como para aplacar el calor de los mediodías y bajar la comida siempre rica en calorías. Los colombianos son adeptos al aguardiente. Otra opción probable.
La comida en Colombia me dejo un sabor tan grato que aún no entiendo como no hay mas restaurantes colombianos diseminados por el mundo. Sabor. Eso está garantizado.