miércoles, 21 de octubre de 2015

La Catedral de Colonia

La Catedral de Colonia impresiona por fuera y ya desde lo lejos por su imponente tamaño  y la altura de sus torres. Es una maravilla. Uno comprende de inmediato, y sin siquiera entrar, por que es, y ha sido durante tantos siglos, el símbolo de la ciudad de Colonia (Koln en alemán) .
Los 157 metros de altura de sus torres hicieron que durante unos breves años, la Catedral de Colonia, o Catedral de San Pedro y Santa María , sea el edificio mas alto del mundo. Los años pasaron pero sigue ostentando, para no ser menos, los títulos de ser la iglesia católica mas alta del mundo, la iglesia mas grande y visitada de Alemania, y también es el edificio gótico mas alto del planeta.
Mas de 600 años fueron necesarios para culminar la catedral, que fue terminada recién hacia 1880.
La autorización para la ejecución de la obra llegó pocos meses mas tarde del incendio que en 1248 devoró la anterior catedral de la ciudad.
Durante un buen tiempo las obras estuvieron detenidas por faltas de aportes económicos. No por ello dejo de cumplir nunca los servicios religiosos de la comunidad en las partes que estaban terminadas o abiertas.
El edificio es una obra tan destacada del período gótico Alemán, que la UNESCO la ha declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996.
Una vez dentro de la catedral no deja de sorprender su grandiosidad. La estrechez de la nave central amplifica esa sensación de altura y gran volumen interior. A diferencia de las 4 restantes naves laterales, esta las dobla en altura, superando los 43 metros desde el suelo.

Imagino el impacto que ha de haberles causado a los fieles y visitantes de antaño el caminar bajo sus techos abovedados, y rodeados de tan espléndidos ventanales.
A toda hora y momento parece haber gente dentro de la catedral, pero no se siente tan repleta como en el caso de sus vecinas francesas de Notre Dame (inspiración de esta catedral) o Sacré Coeur de Montmartre, por nombrar otras catedrales muy visitadas.
Durante la Segunda Guerra Mundial, la Catedral de San Pedro y Santa María fue severamente dañada por los bombardeos de las Fuerzas Aliadas. Sin embargo la catedral permaneció en pie. Algunos de los daños que sufrió el edificio, como el de una de sus torres, fueron dejados expuestos durante mucho tiempo para crear conciencia en la gente sobre el daño de las guerras.
Para fortuna de los visitantes, algunos de sus coloridos vitreaux fueron retirados a tiempo para ser salvados de la segura destrucción del fuego aliado.
No recuerdo haber visto nuca un coro tan alto como el de la Catedral de Colonia. Es de la época medieval. Es espectacular y se eleva hasta los 46 metros de altura.


Dentro de la catedral, y detrás del gran altar, se guarda un enorme sarcófago dorado que contiene  restos óseos de los Tres Reyes Magos. Los cráneos de Melchor, Gaspar y Balthazar fueron traídos en el año 1164 desde Milán por Federico Barbarroja en persona. Previamente el sarcófago había permanecido en Constantinopla (Estambul) durante mas de tres siglos. Federico Barbarroja, quien por aquellos tiempos era emperador del Sacro Imperio Romano Germánico,  regaló este tesoro a la ciudad.
Esta reliquia hizo de Colonia uno de los centros de peregrinaje religioso mas importantes del mundo ya desde la época medieval. Este sólido sarcófago de mas de 2 metros de largo y 350 kilos de oro y otros metales preciosos parece ser la razón por la cual se construyó ya en aquellos años un templo de las proporciones de la Catedral de Colonia.