miércoles, 18 de noviembre de 2015

Riga, "La Capital del Art Nouveau"

Entre 1871 y 1914, con el inicio de la Primera Guerra Mundial, muchas capitales imperiales de Europa como Paris, Berlin, San Petersburgo, Viena, Barcelona, Cracovia y tantas otras, estaban viviendo un período próspero mientras eran testigos directos del nacimiento de un movimiento que proponía un nuevo tipo de arte que planeaba incorporar a la naturaleza, el erotismo, la sensualidad femenina, la "glorificación" de los objetos y los planos asimétricos a la arquitectura. Ese movimiento llevó el nombre de Art Nouveau (o Modernismo).

En las afueras del casco antiguo de Riga, y repartido entre algunos barrios (como el de las embajadas), hay mas de 700 fachadas para disfrutar la mayor concentración de edificios de estilo Art Nouveau en el mundo, razón por la cual la UNESCO declara Patrimonio de la Humanidad a 475 hectáreas de la capital letona en donde están la mayoría de estas edificaciones.
Riga es la capital de Letonia y la ciudad mas grande de las Repúblicas Bálticas. Por estar en una ubicación privilegiada fue invadida y destruida muchas veces por causa de las guerras. Alguna vez supo ser la ciudad mas grande de Suecia y la tercera en tamaño de la Rusia Imperial.

Riga fue fundada en 1201 por pueblos Alemanes, y se enriqueció durante aquellos años en los que formaba parte de la Liga del Hansa (ver Lubeck, la reina del Hansa). Muchos años tuvieron que pasar para que Riga vuelva a vivir un apogeo económico que finalmente ocurrió durante el siglo XIX. Como otras ciudades se sumo a la moda de este nuevo estilo libre e inspirador en donde el arte es para todos aunque sean unos pocos los que lo pueden pagar.
El Art Nouveau (conocido en Alemania como Jugendstil, o como Sezession en Austria) es un estilo particular que no tiene problemas en dejarse influenciar por otros estilos del pasado, aunque siempre tratando de proponer algo nuevo. Por el momento en el que se desarrolló, tuvo una fuerte influencia en los EE.UU. y muchos países de Europa occidental.
La propuesta era un nuevo estilo de vida basado en la utilidad del arte y los objetos, siempre buscando una identidad urbana acorde para recibir de manera entusiasta a un nuevo siglo. A diferencia de otros estilos, el Art Noveau supo destacarse en la música, la arquitectura, el diseño y la pintura.
Durante el período que abarca al Art Nouveau se deja ver una fuerte influencia de la naturaleza como fuente de diseño. Desaparecen las lineas rectas, se suman plantas y jardines en los interiores de las viviendas. La figura femenina aparece una y otra vez como medio para exaltar la belleza, tal es el caso del edificio de 1904 en donde se encuentra la Escuela de Posgrado de Derecho de Riga.
Tras la Revolución de 1905 en Rusia, nace un sentimiento nacionalista que da lugar a un estilo conocido como Romanticismo Nacional que se deja ver en algunos edificios de la capital como en el caso de esta obra de 1908 del arquitecto Letón E. Laube en la calle Alberta, en donde se comienza a  incorporar el uso de piedras y/o madera,  ventanas con formas de torres y elementos referentes de la arquitectura Letona mas tradicional.
Es verdad que el Art Nouveau fue un breve movimiento, pero ha dejado muchos referentes en cada uno de los campos en donde tuvo influencia, y arquitectónicamente hablando, no hay mejor lugar en el mundo que la ciudad de Riga, que tiene mucho para mostrar del estilo a través de sus numerosas e impecables y bien mantenidas fachadas.

Años antes de la Primera Guerra Mundial el estilo arquitectónico empieza a mutar hacia el Racionalismo, para dar lugar al Art Decó.