miércoles, 23 de diciembre de 2015

El Museo Histórico del Norte en el Cabildo de Salta

El Museo Histórico del Norte es uno de los mas importantes de Argentina. Tanto por su patrimonio, como por el lugar en donde esta emplazado, ya que funciona dentro del Cabildo de Salta, uno de los edificios coloniales mejor conservados del país, y en el mismo lugar en donde se hizo el acto fundacional de la ciudad de Salta en 1582, o se colgó la bandera Argentina por primera vez luego de que las tropas al mando de Manuel Belgrano derrotaran a las Realistas durante la Batalla de Salta en la Guerra de la Independencia de la Argentina.
Tras cumplir sus funciones como cabildo, la policía local pasa a hacer uso de sus instalaciones. Años mas tarde sería sede de la Casa de Gobierno de Salta, pero las idas y vueltas de la historia hicieron que el edificio fuera subastado y rentado para uso comercial y de viviendas.

Una sabia decisión la de la ciudad. Había que re comprar el viejo edificio, que tras una restauración a cargo del arquitecto Mario Buschiazzo (quien también había participado en la reconstrucción del Cabildo de Buenos Aires y de la Casa Histórica de Tucumán) fue (como merece) declarado por ley Monumento Histórico Nacional, y desde 1949 es sede del Museo Histórico del Norte.
Una vez dentro se propone un recorrido cronológico a través de las diferentes salas o ambientes de lo que siempre fue el edificio civil mas importante de la provincia de Salta.
 La primera de esas salas lleva el nombre de "Los orígenes de nuestra historia". Allí hay cantidad de objetos perfectamente conservados de uso cotidiano de las culturas indígenas preincaicas.
Se aprecian vasijas, armas y herramientas de pueblos precolombinos que habitaron el noroeste argentino como la Cultura Condorhuasi, la Cultura de la Ciénaga, la Cultura Aguada (o de los Barreales), o la Cultura de Belén, entre otras, y los cambios que sufrieron esas primeras sociedades.
Urnas adornadas con motivos animales
Pude disfrutar mas de la cuenta este sector del Museo Histórico del Norte (y de una posterior visita al Museo de Ciencias Naturales de la ciudad de La Plata), pues semanas antes había estado con amigos Buscando la ciudad perdida del Pantano en donde habíamos tenido en nuestras manos varios restos cerámicos de las culturas mencionadas.
Un viaje en donde aprendí lo poco que sé acerca de estos antiguos moradores del territorio argentino que basaban su economía en la agricultura, y daban comienzo a un nuevo período en el que la religión pasaría a jugar un rol muy importante entre las poblaciones (conciencia de la mortalidad) que dejaron de ser nómades para conformar las primeras aldeas o asentamientos.
El arqueólogo y amigo Aldo Lombardi (Q.E.P.D.), con quien tuviera oportunidad de compartir una expedición y varios asados, me enseñó a identificar de que cultura se trataban los restos que íbamos encontrando acorde a su manufactura. Los niños, o párvulos (otra palabra que aprendí de él) eran enterrados en pequeñas vasijas o urnas, generalmente decoradas, tal como lo hicieron otras culturas a lo largo y ancho de América.
Un descanso en el Patio del Cabildo (uno de los tres) a sabiendas que por aquí caminaron muchos de los personajes mas importantes de la conformación de Argentina. Hoy próceres de la nación.
En las próximas salas hay un rejunte de objetos de la sociedad de la época colonial que parecen querer contar todo lo que pasó dentro del famoso edificio del cabildo y en los alrededores de una ciudad que desde entonces no pararía de crecer.

En la planta superior del Museo Histórico del Norte (y con regias vistas por sobre la Plaza 9 de Julio, la principal de la ciudad) se encuentra la Sala Capitular que guarda su mobiliario original (sillas y algo más) y otra que contiene buenos remanentes de Arte Sacro. Los Jesuitas habían hecho una fantástica labor enseñando las artes a los aborígenes en su paso por América antes de ser expulsados por el Rey de España, y varias logradas piezas como otras de la Escuela Cuzqueña (Alto Perú) son expuestas aquí.
Tras bajar unas gruesas escaleras de quebracho se llega nuevamente a planta baja a otra de las salas, esta vez dedicada en forma completa al General Martin Miguel de Güemes, de destacada actuación durante la Guerra por la Independencia de la Argentina, las guerras civiles, y en lo que mas tarde se conocería como "La Guerra Gaucha", en donde repelió diversos ataques de las tropas realistas en una suerte de Guerra de Guerrillas al mando de un conjunto de valientes Gauchos ("Los Infernales") que peleaban desde Salta hasta Tarija (actual Bolivia).
Vaya que los tiempos habían cambiado. El último Gobernador de la Corona de España, el Coronel Nicolás Severo de Isasmendi, apoyaba a la Primera Junta, y alejado a la fuerza de la vida política, se retiró a su gran Hacienda en Molinos en donde murió años mas tarde. Su cuerpo embalsamado se encuentra en la iglesia original del bonito pueblo de los Valles Calchaquíes.
Bajo las arcadas de las galerías de uno de los patios exhiben en las paredes algunos de los cepos usados para controlar a los presos mas rebeldes, y otros objetos de época.
El segundo patio es para mi el mas bello. También el de mayor tamaño de todo el conjunto edilicio. Desde el centro es posible divisar algunos de los edificios mas importantes de la ciudad, y algunos viejos objetos bajo las recovas.
No me molestaría tener cualquiera de esos objetos, como este viejo balde de cuero (el "Noque") utilizado en antaño para pisar las uvas y elaborar vino, antes de ser colocados en vasijas de barro para su posterior fermentación.
Ya había contado alguna vez que la provincia de Salta tiene las vides mas antiguas del país, alguna vez traídas desde el Alto Perú por los Jesuitas (ver mas en La Ruta del Vino en Salta.)
Desde este segundo solario se accede por un arco al tercer y último patio del Cabildo de Salta. Bien podría ser la Sala de Carruajes, ya que cuenta con varios ejemplares, entre los que encontramos carrozas fúnebres, galeras, algunos de los primeros vehículos livianos que circularon por la ciudad y las diligencias donadas por personajes importantes de la historia de Salta.
Como curiosidad, hay un ejemplar del Renault mas largo jamás construido. Se trata de una limousine de 1911 con una carrocería manufacturada por Belvalette en Paris.
Porta un motor de 4 cilindros y 8.5 litros que desarrollaba 45 C.V. de potencia. Aparentemente sólo hay  otros dos en el mundo. Uno es del presidente de Bolivia, y el otro se encuentra en U.S.A.

El Museo Histórico del Norte es un lugar que ningún argentino en Salta debiera dejar pasar la oportunidad de conocer, a modo de aprender mas acerca de nuestros orígenes, en un lugar que escribió muchas páginas en los anales de la historia argentina. Se encuentra frente a la Plaza 9 de Julio, a poca distancia de muchas de las atracciones turísticas mas importantes de Salta. A nadie se le escapa una foto del cabildo cuando visitan la ciudad ¿por que no entrar?