miércoles, 4 de mayo de 2016

Jardín Botanico y Zoológico de Asunción

El Jardín Botánico y Zoológico de la ciudad de Asunción es un espacio bellamente arbolado de 245 hectáreas que funciona como uno de los pulmones verdes de la capital paraguaya. Fue la casa que ocupaban Francisco Solano López, segundo presidente del Paraguay, y su mujer Madame Lynch.
Cartel de bienvenida
El Jardín Botánico y Zoológico de Asunción resulta un lugar ideal para hacer una escapada desde las zonas céntricas o de mayor concentración hotelera de la capital Guaraní. Durante mucho tiempo fue el lugar preferido de recreación de los "Asuncenos" y hoy sigue siendo de los mas elegidos.
Dentro del parque cerrado, el visitante encuentra un muy cuidado e interesante jardín botánico que cuenta con mas de 500 especies en un gran herbario, y que funciona desde 1919. En el paseo por este sector de la reserva se pasa por un jardín japonés, un rosedal y un parque Romano.
Jardín Botánico de Asunción
El lugar en si no defraudará a nadie pues se trata de un sitio muy bien parquizado con ciertos resabios de una época que muestra el esplendor que supo tener Paraguay antes de todas las guerras que llevaron el país a las ruinas. Cientos de personas vienen a correr, andar en bicicleta, visitar sus museos o acompañar a sus niños en la visita al zoológico.
Jardín Botánico de Asunción
La entrada al predio es gratuita exceptuando la parte del zoológico a la cual destinaron 20 de las 110 hectáreas de esta reserva declaradas Patrimonio Cultural de la Nación por el Gobierno (el resto de las tierras fueron cedidas para uso del aledaño Asunción Golf Club u otras instituciones).
Esculturas en el Jardín Botánico de Asunción
El terreno era propiedad de Carlos A. Lopez, primer presidente del Paraguay entre 1842 y 1862. Su hijo Francisco había vuelto de Europa enamorado de Elisabeth Alicia Lynch, una irlandesa de 19 años divorciada de un médico francés. La moralidad de los ciudadanos de la época no aceptaban esta unión por fuera de las leyes de la iglesia, por lo cual este reducto un tanto alejado les permitió pasar algunas noches de los 15 años que estuvieron juntos.
La "Casa Alta"
Dentro del predio hay dos casas. La mas famosa de ellas es "La Casa Alta" de 1840 (la otra es la "Casa Baja") , que fue la que ocuparon durante un tiempo el Mariscal Francisco Solano López y su mujer la auto denominada "Mariscala" Lynch, hoy rodeada por un gran marco natural con árboles que tienen mas de 150 años.
Jardín Botánico y Zoológico de Asunción del Paraguay
En 1869 el gobierno de Paraguay confiscó provisoriamente todos los bienes de la familia López aún antes de finalizar la Guerra de la Tiple Alianza (o Gran Guerra) que le costase a Paraguay casi el 70% de su población y una desmedida compensación de guerra tras perder contra Argentina y Brasil. Poco tiempo mas tarde recuperarían gran parte de ellos. En 1896 los descendientes de la familia López deciden vender estos terrenos satélites a la ciudad de Asunción al Banco Agrícola, que usaría la casa como sede de la Escuela Agrícola.
Museo Casa Alta Memoria de la Trinidad
Adentro de la casa funciona desde el 2012 el "Museo Casa Alta "Memoria de Trinidad". Esperamos para hacer el tour por dentro de la casa, y seguimos a la guía por el edificio. Como muchas veces ocurre en los lugares que tienen poco o nada para mostrar, no estaba permitido sacar fotografías.
Al fondo la "Casa Baja" de los López
Tras salir del museo me dirigí hasta la "Casa Baja", que era la original de la propiedad. No mucho para ver salvo la gracia de la construcción en si misma.

En las 20 hectáreas destinadas al Zoologico de Asunción se suceden una serie de jaulas y espacios para albergar a las mas de 70 especies con la que cuenta el lugar. Si uno compara este zoológico con el de ciudades desarrolladas del mundo (o incluso de sus países vecinos) quedará decepcionado. El lugar parece abandonado (por lo menos al momento de mi visita), y tiene sectores hediondos y descuidados.
Taguá
Un turista asiático o europeo podrá ver (quizás con cierto horror por el estado de las instalaciones) ejemplares del espectacular y casi extinto Yaguareté, del puma, hurones, osos hormigueros, tapires y monos, además de otros animales siempre presentes. A mi lo mas interesante me parecieron los ejemplares de Taguá (Catagonus wagneri), un tipo de chancho salvaje que hasta 1971 se creía extinto, y el mayor de los cánidos de América, el Aguará Guazú, o zorro grande.
Carpincho
Se nota una clara falta de presupuesto, sin embargo quienes aquí trabajan se ocupan de que los animales la pasen lo mejor posible, y logran varios nacimientos años tras año.
El lugar en si amerita una visita.