lunes, 11 de septiembre de 2017

Turismo en Windhoek

Windhoek, la capital de Namibia, es una ciudad bastante atractiva y con algo para contar. Si bien se puede recorrer en un sólo día, enseguida uno se da cuenta que es multi étnica y bastante singular. En líneas generales es muy limpia. Aún pequeña muestra orgullosa su prosperidad, mayoritariamente proveniente de la industria y el comercio.

Día 4: Nos levantamos a las 6:30, y tras un desayuno liviano salimos a recorrer la capital de Namibia. Salimos de Buenos Aires con nuestros GPS cargados con los mapas de los países que recorrimos, por lo que moverse por rutas y ciudades resultó bastante sencillo.
En primer lugar fuimos hasta el curioso edificio que alberga al National Museum de Namibia. El mismo fue construido por Manoudae Overseas Projects, una firma de Corea del Norte. Es más, algunos dicen que el edificio fue un regalo de la nación que hoy comanda Kim Jong-Un.
De arquitectura atrevida, la edificación inaugurada en marzo del 2014, contrasta con las construcciones a su alrededor, que son las mas antiguas de la ciudad y que datan todas del período de colonización alemana.
En sus tres pisos (en el cuarto hay un restaurante) hay memorabilia y fotografías que cuentan las luchas que derivaron en la independencia de esta joven nación.
Frente al National Museum hay dos estatuas. Una es de Sam Nujoma, primer presidente de Namibia, vuelto a reelegir en dos períodos.
Nujoma había comandado las acciones de la SWAPO contra Sudáfrica, el invasor de sus tierras. La SWAPO (South-West African People´s Organization) es un partido político constituído en 1960. En 1966 pasó a ser una organización militar para combatir al ejército de Sudáfrica. La situación obligaba a tener sus bases fuera del país, primero en Zambia y mas tarde en Angola.
Cuando en 1990 Namibia se constituye como nación, es que Sam Nujoma accede al poder.

Muy cerca de allí se encuentra el Tintenpalast (Palacio de la Tinta). El edificio fue terminado en 1913 para diversas tareas administrativas del gobierno alemán. Había sido construido por prisioneros Nama y Herero tras perder  en las guerras  contra los alemanes, conflicto en el cual perdieron la vida unos 70.000 Hereros, 10.000 Nama y algunos San, la mayoría muertos por deshidratación (se conoce a este hecho como "Genocidio de Namaqua").
Actualmente, y desde la independencia en 1990, funciona allí el asiento de las dos cámaras del Parlamento de Namibia (asamblea nacional y consejo nacional). Hoy planean construir uno mas grande, y que sea la verdadera "casa del pueblo".
Los jardines que el parlamento tiene al frente son muy bonitos, y están cuidados. Este parque, antiguamente tenía una plantación de olivos y era conocido como Tintenpalast Gardens. Hoy en día es uno de los puntos de reunión preferidos por los habitantes de Windhoek.
Frente al edificio del parlamento hay una serie de tres estatuas. En primer lugar podemos encontrar la del reverendo Theofilus Hamutumbangela, quien fuera, además de rey de los Ovambo, un activista contra el Apartheid.
A uno de sus lados se encuentra una estatua de Hosea kutaka, héroe nacional de Namibia, jefe oficial de los Herero y fundador del primer partido nacionalista de Namibia. El aeropuerto principal del país lleva su nombre.
Si miramos desde el National Museum podemos ver al otro lado de la calle la silueta de la Christuskirche, la iglesia luterana de Winhoek. En ella se aprecia una mescla de estilos Neo Romano, Gótico y Art Noveau, que pronto se pondría de moda en Europa.
El arquitecto fue Gottlieb Redecker, el mismo que posteriormente se ocuparía de la construcción del edificio del parlamento.
El Alte Feste es el edificio en pie mas antiguo de Namibia. Su construcción data de 1890, y tiene cuatro torres. En su momento fue pensado para alojar a la Shutztruppe (fuerza militar colonial). El lugar fue elegido por estar sobre una lomada fácil de defender , contar con agua en las cercanías, y estar en el medio de los territorios de Namas y Hereros.
Cuando Alemania fue derrotada en la Primera Guerra Mundial, perdió sus territorios en lo que por aquel entonces se conocía como South West Africa.
A partir de 1915 el fuerte es usado como guarnición militar por el ejército de Sudáfrica.
En 1935 perdió todo carácter militar cuando el fuerte fue cedido como residencia para los estudiantes del Windhoek High School, uno de los colegios mas tradicionales del sur de África.

Había que seguir camino. Esa noche teníamos que llegar a Walvis Bay para encontrarnos con nuestros amigos. Nos esperaban unos 400 kilómetros, la mayoría por la carretera B1, la mas concurrida de todas las que transitaríamos por Namibia. En el camino a Skakopmund vimos varios desvíos a las minas de uranio que posee el país.

Puntuales nos encontramos a festejar el cumple de nuestra amiga Elsa en el restaurante del Hotel Flamingo, donde regamos nuestras almas con vinos de Sudáfrica, y nos deleitamos con una serie de platillos obtenidos del mar.
Esa noche ventosa frente al mar la recuerdo como una fresca.