jueves, 25 de agosto de 2016

Speicherstadt

Alemania ha sumado un nuevo lugar Patrimonio de la Humanidad a su colección. Es el treinta noveno sitio UNESCO del país Teutón y el primero de la ciudad libre y hanseática de Hamburgo, una de las urbes mas bonitas del planeta.
Se trata del Speicherstadt, el distrito de almacenes mas grande del mundo.  A diferencia de lo que uno puede suponer de ese tipo de barrios industriales, este distrito resulta sumamente atractivo.
El Speicherstadt (o "ciudad de almacenes" traducido literalmente del alemán) siempre me resultó una de las zonas mas sugerentes de Hamburg, incluso tiempo en el tiempo en que comenzaran a reformar y desarrollar todo el área de Hafen City Kontorhausviertel, una zona hoy dispuesta a recibir un 20% mas de población, aprovechando las ventajas de la modernidad.
El distrito de almacenes comenzó a construirse en 1883 como un enclave libre de impuestos en la puerta de la ciudad. Su arquitectura sugiere solidez y seguridad, y era una manera de demostrar la riqueza de la ciudad, pero a la manera en que lo hacen en Europa del Norte, sin estridencias ni opulencias.
Sólo cinco años mas tarde, Hamburgo no tuvo mas opción que la de tributar para la recientemente unificada Alemania.
La Primera Guerra Mundial interrumpió las obras del Speicherstadt que fueron concluidas recién en 1927 tras derrumbar 1.100 casas y re localizar a mas de 20.000 personas que vivían en esa zona de islas sobre el río Elbe. En ese momento el conjunto de edificios de la "Ciudad Almacén" de Hamburg sumaba medio millón de metros cuadrados construidos. Un tamaño que casi dobla al actual.
Desde el Speicherstadt se distribuían a todos los rincones de la ciudad libre, y a otros puntos de Europa las mercancías que llegaban desde todos los confines del mundo. Hoy sucede lo mismo pero a una escala mas pequeña.
Recuerdo haber escrito que la ciudad de Hamburgo tiene más canales que Amsterdam y Venecia juntas, y por ende miles de puentes (mas de 2.500) que los cruzan. Es ahí, tal como sucede en Paris y otras ciudades del mundo, que los enamorados cuelgan candados como símbolo de amor eterno.

Hasta la Segunda Guerra Mundial Hamburgo contaba con un número aún mayor de canales, pero estos fueron tapados por los escombros tras el atroz Crimen de Guerra que significó la Operación Gomorra y los bombardeos sobre la ciudad (ver Cementerio de Ohlsdorf).
Esos ataques de la Royal Air Force destruyeron el 50% del Speicherstadt. Gran parte de las edificaciones nunca fueron reconstruidas, y es por eso que hoy el conjunto está conformado por "sólo" 15 enormes edificios mas otros 6 conectados por canales y puentes que en total suman 300.000 metros cuadrados diseminados en 26 hectáreas en una prolija y armónica arquitectura de ladrillos a la vista.
En los años 70 las autoridades estuvieron a punto de derribar este conjunto de edificios, pero un plebiscito popular lo impidió. Desde 1991 es Monumento Protegido, y sólo desde entonces se comienza a rescatar el valor patrimonial y arquitectónico de los edificios.
Por suerte el Speicherstadt hoy goza de su mejor momento. Los edificios de ladrillo están perfectamente mantenidos y han sido reformados con materiales nobles y muy buen gusto. Las calles adoquinadas y las calmas aguas de los canales forman un conjunto exquisito de gran identidad, que ademas está perfectamente iluminado durante las noches.
En algunos de los edificios funcionan varios de los museos mas famosos de Hamburgo como el Miniaturwunderland, un sitio de 4.000 metros cuadrados que recrea la vida en la ciudad con gran realismo con, literalmente cientos de miles de figuras en miniatura).
También está el Dungeon (un espectáculo de terror que recrea los acontecimientos mas trágicos de Hamburgo a través de un viaje por las catacumbas de la ciudad) o el propio Museo del Speichertstadt que todo tiene registrado acerca de la historia de este lugar en sus 3.000 metros cuadrados, poniendo especial énfasis en la historia del comercio del cacao, el té y el café con la ciudad.
Un lugar que ya de por si vale la pena visitar, pero como además está tan cerca de otros sitios relevantes de Hamburgo, es difícil no pasar cerca de aquí.