miércoles, 25 de diciembre de 2013

Pachacamac, el famoso oráculo del Perú

Al cabo de algunos días en Lima, la capital del Perú, mi hermana y yo contratamos un guía y nos lo llevamos al sur de la ciudad. Mas precisamente al Valle de Lurín. Queríamos conocer Pachacamac, donde peregrinos de todos los rincones de los andes venían a consultar el Oráculo, a contarle sus problemas y preguntar por lo que los aquejaba.
Los primeros edificios de Pachacamac, uno de los sitios arqueológicos mas importantes del Perú, corresponden a la Cultura Lima, y se construyeron entre el año 200 y el 600 d.C.

El lugar es enorme. Mucho mas grande que otros de mayor renombre.
Los Lima habían sido conquistados por otra tribu, los Wari que venían de las zonas de serranías.

Tras 150 años de dominación, resurgieron mas fuertes y creativos, tal como se refleja en la extensa cantidad de vajilla que han recolectado los especialistas, y en la cantidad de construcciones que brotaron durante esos años de gloria y apogeo.
Caminamos bastante. Al menos durante dos horas. Por momentos bajo un viento cargado de polvo.
Había muchos sectores cerrados por arreglos que tendré que ver en una próxima visita.
Cuando los Incas llegaron a este lugar hicieron una excepción y en vez de romper todo e imponer su cultura a la fuerza, aceptaron a Pachacamac como una deidad mas. Lo veneraban como a sus otros dioses. Tal era el respeto que había sembrado Pachacamac en todo el Perú.