viernes, 10 de julio de 2015

Brochero, "el Cura Gaucho" y hacedor de milagros.

El padre José Gabriel del Rosario Brochero, mas conocido como "el Cura Gaucho", fue un luchador incansable y un hacedor de milagros.
Nació en 1840 en un pueblito de Córdoba en el seno de una familia grande y muy religiosa. Ya de joven sabía que iba a dedicar su vida a las tareas pastorales, por lo que se acercó a la ciudad de Córdoba para iniciar sus estudios de filosofía en la universidad, y desempeñar la vida sacerdotal. Siempre le gustó aliviar a los enfermos, especialmente durante la epidemia de cólera que afectó a Córdoba.
Padre José Gabriel del Rosario Brochero
Pocos años mas tarde se le asignó una enorme zona que contaba con una población de 10.000 habitantes (un gran número considerando la época). El principal problema era la pobreza en la que estas personas vivían y la falta total de caminos que mantenía a estas poblaciones aisladas por las sierras mas altas que tiene la provincia.
Con enorme esfuerzo fue juntando a la gente. Organizó varias caravanas con centenares de personas a Córdoba para realizar los Ejercicios Espirituales, viaje que suponía mas de tres días a lomo de mula.
Patio de la Casa de Ejercicios - Museo Brocheriano
Los nuevos fieles, en su mayoría prófugos de la justicia, iban dejando los malos hábitos y aceptaban una cultura de trabajo que por fin parecía tener sentido. Mucho del desarrollo económico y social de la zona de Traslasierra se lo debemos al Cura Brochero.

Para entender un poco mas la obra de uno de los curas mas queridos y populares de Argentina, me acerqué hasta esta pequeña ciudad emplazada entre las Sierras de Pocho y la Pampa de Achala en Córdoba. De este modo podría aprender un poco sobre la vida y obra del Beato Cura Brochero en el Museo Brocheriano. El museo es un monumento histórico y religioso mantenido por el Instituto de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús desde 1957. Se divide en 16 salas que pueden recorrerse en media hora. La intención del lugar es la de dar a conocer la vida y obra del fiel servidor, quien murió en esta misma casona.
Cama que ocupaba el cura Brochero en esta casa
Cuando Brochero llego a Villa del Tránsito (la ciudad que desde el segundo aniversario de su muerte lleva su nombre y de la cual es patrono), el padre recibió ayuda de todos los fieles para levantar la primer iglesia del lugar, como así también un colegio para niñas y la casa de los sacerdotes.
A todos convencía para que se le sumasen a su cruzada, y con ayuda de los pobladores se levantaron capillas y se hicieron caminos que conectaban por primera vez a las sierras circundantes.

En esta misma carreta se trasladaba el padre Brochero por los inexistentes caminos de las serranías cordobesas. Ha de haber sido una carreta muy resistente, pues el cura pasaba las mil horas en ella, llegando a donde la iglesia nunca antes.
Cocina en el Museo Brocheriano
Visitar el Museo Brocheriano y la iglesia que esta pared de por medio (ambas frente a la Plaza Centenario) me permitió empaparme de información, rodearme de objetos de época y evacuar todas mis dudas. En sus salas se recrea la vida del hombre de Traslasierra durante el siglo XIX.

La cocina que esta afuera en uno de los costados de la casa, puede preparar comida a varias docenas de personas al mismo tiempo, y aún se guardan todos los implementos utilizados en aquellos días.
Santuario del Cura Gaucho Brochero en la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito
Entre el Museo Brocheriano y la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito se encuentra este santuario vidriado que contiene los restos del Padre Brochero, "Venerable" (digno de estima y honor) según el Papa Juan Pablo II. Años mas tarde fue beatificado por el Papa Benedicto XVI, cuando validó uno de los milagros del "Cura Gaucho", quien había sanado a un niño que había sufrido un accidente automovilístico. Un milagro en el que los científicos de la época no encontraron explicación lógica.

El cura Brochero murió ciego y de Lepra en la ciudad que tomó su nombre. Nunca dejó de acompañar a los enfermos, los dolientes y los moribundos durante sus tareas de servicio pastoral.
Restos del acueducto Los Chiflones
A la salida de Villa Cura Brochero, y preguntando un poco a los vecinos (no me figuraba en el GPS) se llega al "Acueducto Los Chiflones", el primero que llevó agua hacia Villa del Transito, la antigua ciudad. Otra de las tantas obras del padre Brochero, hacedor de caminos, fundador de pueblos.