domingo, 25 de febrero de 2018

Victoria Falls, una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo

Las Cataratas Victoria también conocidas como Mosi -oa- Tonya (el humo que truena) son uno de los sitios turísticos mas famosos de África, y una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo. Se encuentran sobre el río Zambezi, frontera natural entre las naciones de Zambia y de Zimbabwe y uno de los mas largos del continente.

Visitar Victoria Falls era un sueño que tenía hace mucho tiempo y un día se hizo realidad. Nuestro hotel estaba a walking distance del Zambezi National Park, así que tras un almuerzo tardío nos dispusimos a recorrer expectantes el sitio turístico mas importante de Zambia y de Zimbabwe. El parque nacional que rodea a las Cataratas Victoria es de gran belleza. Es muy limpio y prolijo y está bien mantenido como todo aquel que goza de ser un sitio patrocinado por la UNESCO. Los saltos son Patrimonio de la Humanidad desde 1989.
Las mejores vistas se obtienen desde Zimbabwe, pero por la inestabilidad política de los últimos 20 años y la corrupción reinante, el 90% de los turistas visitan Cataratas Victoria lo hacen desde el vecino país de Zambia, o si llegan a Zimbabwe, lo hacen pagando visa y cruzando el puente peatonal y sólo permanecen en el país durante algunas horas.
Como punto a favor el lugar está muy bien  organizado, pero las autoridades son responsables de que el país quede cada vez mas aislado, hundiéndose en su propia miseria y no supiendo aprovechar los réditos que da tener un lugar así para lucrar con el turismo. Clara muestra de ello es la cada vez mas abandonada ciudad de Victoria Falls, una ciudad casi fantasama.
Las vistas de esta maravilla natural compartida entre Zambia y Zimbabwe son muy lindas en todo momento, pero a medida que vamos caminando avanzando por el circuito, el paisaje y las cataratas se hacen cada vez mas vistosas. Gracias al spray de las cataratas los alrededoers son sumamente tropicales dando lugar a especies de flora única en la zona, lo que le añade un plus a la visita.

Las comparaciones pueden ser odiosas pero resultan inevitables. Por tamaño pueden compararse con las Cataratas de Iguazú. Las de Argentina también están consideradas como una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo y son Patrimonio de la Humanidad desde 1984. Aunque la caída de agua sea de similar altura, las de Iguazú se componen de 275 saltos y el caudal de agua puede ser 100 veces mayor. Si han estado en Iguazú, puede que las Victoria Falls no deslumbren tanto. 
Las Cataratas Victoria son las mas largas del mundo. Tienen con que pelearle al resto de las cataratas. Al menos en cuanto a belleza supone. El paseo por el Parque Nacional Zambezi nos permitió gozar de grandes vistas de los cañadones que forman este accidente natural. Paredones que entre noviembre y abril (épocas de lluvia) están completamente tapados por el agua.
La historia dice que David Livingstone, el gran explorador y misionero inglés, fue el primer europeo en conocer estas cataratas el 16 de noviembre de 1855. Las nombró Victoria Falls en honor a Queen Victoria, la reina del Reino Unido en aquellos tiempos.
Para los indígenas ya eran conocidas hace por lo menos tres millones de años, acorde a descubrimientos de restos de Homo habilis en el área.
En el Parque Nacional Zambezi, en el Parque Nacional de las Cataratas Victoria y en el vecino Mosi -oa- Tunya hay muchas actividades para hacer además del clásico circuito de trekking. Se puede bajar en kayak o canoa por las aguas del río mientras se observa poblaciones de elefantes, hipopótamos o de leones. También se puede hacer rafting y tirolesa. Cruceros nocturnos por el Zambezi o paseos en helicóptero. Hay varios mercados de artesanías y un destacado serpentario (Victoria Falls Snake Park).
El lugar es ciertamente privilegiado, y si no fuera por que en Zambia hacen las cosas como hay que hacerlas, las Victoria Falls ya hubieran quedado en el olvido, o serían mucho menos visitadas.
Al final del recorrido se puede ver el famoso puente que cruza el río Zambezi uniendo a Zambia y a Zimbabwe. Importado desde Inglaterra, el gran arco de acero llegó al puerto de Beira en Mozambique para ser inaugurado en 1905 por el hijo de Charles Darwin. El proyecto era parte de un viejo anhelo de Cecil Rhodes de unir Ciudad del Cabo y El Cairo por vía férrea. Con el puente comienza el turismo en Victoria Falls. Actualmente hay una oficina de migraciones a cada extremo del puente para que los turistas (previo pago de visados) puedan conocer ambos lados de las cataratas. Desde el puenet se puede hacer Bungee Jumping con una caída de 111 metros.
Ojo al cruzar caminando que ha habido centenares de denuncias por robo.
Al día suguiente volaríamos en helicóptero por encima de las Cataratas Victoria como para tener un panorama mas completo de este gran accidente natural que dió lugar a estas cascadas sin igual.

Poco después de llegar al hotel tuvimos un corte de luz de casi dos horas, Apenas volvió quisieron cobrarme el cuarto otra vez. La comida del hotel era excepcional y muy variada. Pude probar el gusano de Mopane (muy carnoso y sabroso) mientras disfrutábamos de música y bailes tribales.
Con Charles, el maitre de The Kingdom Hotel, organizamos nuestro día siguiente. Su hermano nos haría de chofer y guía en una rápida incursión a Zambia.