jueves, 25 de octubre de 2018

Primer centenario de Georgia desde Kutaisi

A media tarde llegué cansado a Kutaisi (ქუთაისი), la tercer ciudad mas grande de Georgia. Ese día se estaba festejando el primer centenario de la República de Georgia, y en todas las plazas del país había desfiles militares, conciertos, banderas y ambiente muy festivo, pese a que ese primer centenario de la república estuvo mayoritariamente bajo dominio Soviético.
Con 150.000 habitantes, Kutaisi es la ciudad más poblada de la provincia de Imereti. Se encuentra en el centro del país y a unos 220 kilómetros de Tbilisi (Tiflis), la actual capital de Georgia y ciudad con la que supo rivalizar en el pasado.
Kutaisi es una de las ciudades mas antiguas del mundo. Fue capital del Reino de Georgia entre 975 y 1122. También fue capital del Reino de Imericia entre el siglo XV y 1810 antes de ser tomados por el Imperio Ruso. A partir de entonces y hasta el colapso de la Unión Soviética en 1991, Kuitasi fue el centro industrial más importante del país y de la región.
La historia de Kutaisi es sin embargo, mucho mas vieja. La historia de este lugar se remonta miles de años atrás cuando formaba parte del antiguo reino de la Cólquida, una serie de pueblos que fueron dotando de identidad a los georgianos. Aquí es donde los héroes mas famosos y renombrados de Grecia participaron en la expedición al Cólquide en busca del Vellocinio de Oro. El destino final de "Los Argonautas" comandados por Jasón era la residencia del rey Eetes aquí en Kutaisi.
Salvo el centro histórico y los monasterios cercanos, que dicho sea de paso son Patrimonio UNESCO de la humanidad, y son muy bonitos y están cuidados, Kutaisi, alguien tiene que decirlo, no es de las ciudades mas atractivas de Georgia. Eso sí. Supo tener esplendor varios siglos atrás y gozó de mucha importancia durante el período de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas con un rol importante en la industria química y una fábrica de automoviles que empleaba a mas de 15.000 personas. En los años posteriores, un tercio de las fábricas del país cerrarían sus puertas.
Georgia está gozando de una bonanza económica que le permite crecer a una tasa interesante. A diferencia de otras ciudades del país, a Kutaisi le está costando mucho recuperarse. En un esfuerzo para salvar a la ciudad, las autoridades han mudado aquí al parlamento nacional en 2012. También han creado 3 zonas francas que se integran bien con el puerto de Poti distante a 100 kilómetros.
A Kutaisi la cruza el río Rioni, lo que le suma gracia y belleza a la urbe. El Rioni es el más importante de Georgia occidental. Este río se origina con el deshielo de las montañas del Cáucaso y sigue su rumbo durante 327 kilómetros hasta su desembocadura en el puerto de Poti en el Mar Negro.

Me alojaba del otro lado del Puente Blanco o "White Bridge", uno de los sitios mas queridos por los habitantes de Kutaisi. Es un puente peatonal de acero construido en 1872 en los mismísimos talleres de Gustav Eiffel en Francia, y en mi caso, éste puente me llevaba al centro cívico, rodeado de grandes plazas y los edificios mas importantes de la ciudad.
Diversas bandas tocaban su música en el escenario principal montado en ocasión de los festejos patrios del primer centenario de Georgia. En los alrededores de la plaza principal había una treintena de vehículos militares, tal como habíamos visto esa misma mañana en Gori y en otros pueblos georgianos por los que pasamos en nuestro camino a Kutaisi.
Todos los vehículos estaban en impecable estado de conservación y me preguntaba cuanto de su PBI invierte (o gasta) en defensa un país como Georgia, que claramente tiene otras urgencias, pero a la vez también el recuerdo de guerras cercanas y familiares.
Entre tanto vehículo militar expuesto, hubo uno que llamó mi atención por su aspecto semi-citadino (ja!) y por su peculiar camuflado. Se trata del Didgori 2, un vehículo de combate y de transporte para militares fabricado en el país.
El Didgori está montado sobre el chasis de un Ford Super Duty F-550, mejorando su autonomía, velocidad y capacidades en terrenos bravos en comparativa al modelo anterior.
No pude conseguir hacerme de unos Laris ese día feriado, pero la vuelta a la ciudad se extendió durante horas entra caminatas, música, cerveza. Mucha cerveza por qué pagaba con tarjeta de crédito.