domingo, 30 de agosto de 2015

El Fuerte de Niebla, uno de los "Castillos del fin del mundo"

La ciudad de Valdivia fue fundada tan temprano como 1552 por el militar y conquistador español Pedro de Valdivia, el mismo que 11 años antes había fundado la ciudad de Santiago, hoy capital de Chile. Durante varios años permaneció habitada hasta que en 1598 los sublevados indios Mapuches le dieron una paliza inolvidable a los españoles en la Batalla de Curalaba. A partir de este momento España abandonaría varios fuertes en el sur de las Américas. Era el final de la Conquista de Chile.

La  ciudad quedo abandonada durante algunas décadas, y sólo cuando el número de colonos holandeses se iba acrecentando, España decidió poner las manos sobre el asunto.
Iglesia San Antonio
Estacioné mi camioneta en el parking de la entrada del museo tras un recorrido de media hora desde la apacible ciudad de Valdivia,  y me dispuse a recorrer el Fuerte Niebla que formaba parte de un sistema defensivo conocido como los Fuertes de Valdivia, uno de los sistemas defensivos mas grandes de todos cuantos construyeran los españoles para proteger sus nuevos dominios en América, y que junto con el Fuerte San Diego que visitase cuando estuve en con el Acapulco, y la Fortaleza del Real Felipe del Callao, en el Perú, constituían el eje defensivo de los españoles en el Oceano Pacífico.
Este Monumento Nacional de Chile, de 15.000 cuadrados, se encuentra en muy buen estado y las refacciones parecen estar a la orden del día, o al menos durante el momento de mi visita.  El fuerte permaneció cerrado durante casi 2 años. Allí recibió una correcta puesta en valor como parte de un plan integral nacional. Por un sistema de pasarelas aéreas y de muy buena calidad (y apta para ser recorridas por gente en sillas de ruedas o movilidad reducida) se va recorriendo los vestigios de este lugar, el mas visitado de los Fuertes de Valdivia.
También conocido como "Castillo de la Pura y Limpia Concepción de Manforte de Lemus", el Fuerte de Niebla fue originalmente edificado en madera y piedra en 1671 por orden del Virrey Alvarez de Toledo y Leiva. Pocos años mas tarde, en 1737, el fuerte fue destruido completamente por uno de los terremotos que suelen asolar a los chilenos. No sería la última vez. Con el Terremoto de Valdivia de 1960, de 9.5 en la Escala de Richter, volvería a sufrir importantes daños.
En cada una de las obras de refacción, ya sea por el daño de los terremotos, o por las mejoras propuestas desde el estado, se han encontrado objetos de 400 años de antigüedad que todavía hoy no están expuestas en las vitrinas de este museo.

Me hice de un mapa del sitio en el edificio de la administración pegado a la entrada. A los pocos pasos de haberme subido a la nueva pasarela área me sume a la visita guiada.  El guía era una maravilla. Contaba todo de un modo interesante y divertido. Hizo de esta visita, una muy amena.
El Faro Morro Niebla, o Faro del Fuerte Niebla es de 1900, y presta servicio a los navegantes desde 1925. Cada 10 segundos emite un destello que puede verse a 7 millas marinas de distancia.
Baterías del Castillo de Niebla
En el Fuerte Niebla se fundía hierro así que había balas de sobra para que los 18 cañones que tenía la fortificación. Los mismos podían entrecruzar sus cañones con los de la Isla Mancera, que se encuentra frente a la localidad de Niebla, al otro lado de la Bahía de Coral. Allí se encuentra el Castillo San Pedro de Alcántara, otro de los Fuertes de Valdivia.

Casa del Castellano
Fiel a la original, la Casa del Castellano fue reconstruida en 1992 con fondos de Chile y de España para conmemorar los 500 años del "Descubrimiento" de América. En su interior funciona el museo, dividido en 5 salas, que según la época cuentan la historia de este gran sistema de fuertes defensivos cercanos a la ciudad de Valdivia.
Réplica Soldado Español
El museo es muy didáctico. De sus paredes cuelgan fotos y mapas. En las salas hay muchas réplicas a escala real de los habitantes de la guarnición y de los Mapuches durante la época colonial, todos haciendo sus tareas pertinentes que permiten imaginar con mayor realismo como era la vida en esos tiempos en los que se estaba bajo continua amenaza.
Exhiben una maqueta de la Bahía de Corral en donde muestran la ubicación de los distintos fuertes y baterías en las dos orillas, como así también los tipos de municiones utilizadas por los cañones.
Pocos lugares como este para sentir la historia de Chile. Son pocas las huellas que permanecen de pie, de lo que alguna vez fueron "Los Castillos del Fin del Mundo".
El recorrido desde la ciudad de Valdivia es muy bonito y pasa por varios lugares de interés que sirven para complementar la visita al Museo Sitio Castillo de Niebla. Aquí están muchas de las playas mas apreciadas de la zona. En verano pueden ser una buena opción.