miércoles, 20 de enero de 2016

Las ruinas del kilómetro 75

Todavía existen algunas dudas acerca de si en este mismo lugar existió las tantas veces citada y desaparecida ciudad Hispánica de Nuestra Señora de Concepción del Bermejo, pero se sabe con certeza que fue un importante asentamiento de varias manzanas y un muro perimetral que lo protegía.
Las dudas acerca de si este es el lugar que ocupó la ciudad de Concepción del Bermejo surge por la distancia que este asentamiento tenía con el Río Bermejo, único accidente natural notable de la zona, distante a unos 150 kilómetros de este lugar. Para acentuar las dudas, uno de los documentos mas valiosos que se posee dice que el nombre de este lugar era Concepción de la Buena Esperanza. Quizás el agregado de Bermejo es posterior.
Tras andar poco mas de una hora por las picadas del monte espinoso que forma El Impenetrable de Chaco (y de Formosa), más precisamente en la ruta que une las ciudades de Castelli y Tres Isletas, me topé al costado del camino con este conjunto de ruinas poco visibles de las cuales, debo confesar, no tenía idea de su existencia.

Se trata de un asentamiento Español que comenzó a funcionar en 1545 tras ser fundado por Alonso de Vera, y aunque figura en los viejos anales y testimonios de la historia, el territorio nunca pudo ser controlado por los Ibéricos. El nomadismo y la bravía de las tribus indígenas dificultaron la tarea en un lugar que de por si es duro y complicado. De hecho estas tribus destruyen el lugar entre 1631 y 1632. Mientras tanto los Españoles, en otra región alejada de Argentina fundaban El Fuerte del Pantano.
Así y todo, la de Concepción del Bermejo fue la ocupación territorial española mas efectiva sobre suelo Chaqueño. Antes de ser destruida contaba con por lo menos 18 manzanas edificadas en las que vivían mas de 500 personas, sin contar a los indígenas (algunos hablan de hasta 8.000) que eran sometidos a duros trabajos. Se trata del sitio arqueológico mas importante de la provincia de Chaco. Por ello estaría muy bueno que las autoridades provinciales activen este lugar para beneficio de las comunidades cercanas.
Las décadas que siguieron fueron muy duras para los españoles en todo el norte, en especial en Chaco, Corrientes, Santa Fé y en el Paraguay, donde el gobierno había mandado a edificar en 1662 varios fuertes para poder contener el avance de los indígenas, y proteger sus ciudades.
Cuando las tribus indígenas comenzaron a sentirse cómodos con el uso del caballo, ya nada podían hacer los españoles. De hecho los indígenas mantuvieron el control sobre los territorios de El Chaco durante los 200 años siguientes.
Hubo varios antes, como su descubridor Alfredo Martinet. Muchos años tuvieron que pasar, pero finalmente la Facultad de Humanidades de la Universidad del Nordeste concluyó tras casi una década de investigaciones, que las Ruinas del kilómetro 75 corresponden de hecho a la tan buscada ciudad perdida de Concepción del Bermejo, la primera ciudad Hispánica del Chaco, tantos años desaparecida entre la espesura del monte.
Entradas Relacionadas y que te pueden interesar de Chaco: El Impenetrable. Un lugar que no existe