martes, 1 de marzo de 2016

En Bremen por un día

La ciudad de Bremen, en el norte de Alemania, existe desde tiempos de Carlomagno pero empezó a cobrar importancia comercial a partir de su segunda unión con la Liga del Hansa en 1368.

Por alguna u otra razón nunca me había podido acercar hasta Bremen, pese a haber estado muchas veces "en zona". Esta vez el destino me había llevado nuevamente a mi vieja y querida Hamburgo, situada a sólo 120 kilómetros de distancia. Desde aquí y en auto alquilado haría mi primer acercamiento a esta histórica ciudad. Para qué decir que ya me gustaba antes de llegar.
Apuntamos nuestro GPS hacia la parte antigua de la ciudad, en donde están concentradas la mayoría de las atracciones turísticas. Había nevado en gran parte del camino, y en Bremen lloviznaba un poco.

Entramos al Markplatz (la Plaza del Mercado) por una de sus calles laterales, y lo primero que pudimos reconocer fue el edificio del Shutting, el antiguo edificio que agrupaba a los gremios de mercaderes, años en los que Bremen era una Ciudad Reino Independiente.

Desde 1849 funciona como Camara de Comercio de Bremen. Es un edificio del siglo XVI en estilo Manierista Holandés parecido a lo que podemos encontrar en la Región de Flandes.
Tuvo que ser reconstruido tras ser alcanzado por alguna de las 890.000 bombas que fueron arrojadas sobre Bremen en la Segunda Guerra Mundial.
Muhle am Wall 1898
Bremen está asentada sobre rio Weser. Esta ciudad de 550.000 habitantes (casi un millón si sumamos su zona metropolitana) esta unida con la ciudad de Bremenhaven (puerto de aguas profundas) que se encuentra 50 kilómetros, y a la cual absorbió en 1827. Juntas forman el mas pequeño de los Landers o Estados Federados de Alemania, y para muchos (entre los que me encuentro) es una de las ciudades mas bonitas del norte del país.
El centro histórico de la ciudad encanta, quizás por ello Bremen fue inspiración como escenario para el famoso cuento de los hermanos Grimm, "Los Músicos de Bremen" (Die Bremer Stadtmusikanten).

El Rathaus (ayuntamiento) es uno de los dos sitios Patrimonio de la Humanidad con que cuenta la ciudad de Bremen. La construcción original de Estilo Gótico data de principios del siglo XV. Durante el siglo XVII recibió una actualización en el estilo de moda de la época. De todos modos no fue el primer ayuntamiento que tuvo Bremen.

A diferencia de muchos otros edificios, el Rathaus no quedo dañado por el impacto de las bombas de la Segunda Guerra Mundial.
Por el crecimiento de la ciudad (en especial después de absorber a Bremenhaven), el ayuntamiento fue ampliado al doble de su tamaño original entre 1909 y 1913 agregando al edificio algunos toques en estilo Art Noveau, tan de moda en otras grandes ciudades y capitales europeas, tal como comenté alguna vez en El Art Noveau en Riga .
El ayuntamiento está rodeado por 16 estatuas de emperadores y príncipes.
Desde 1973 es considerado un Monumento Histórico Nacional por tratarse de uno de los edificios Góticos de ladrillo mas importantes y representativos de Europa.
La Estatua de Rolando es el símbolo de Bremen. Se encuentra emplazada en el medio de la plaza medieval frente al Rathaus en el mismo lugar que ya ocupaba desde la época del Sacro Imperio romano Germánico. Hubo una antes de madera, pero la actual de piedra de 10 metros data del 1404.
Se trata del sobrino de Carlomagno que mira desafiante al Obispo de la catedral quien a menudo quería restringir el poder de la ciudad.

La leyenda dice que mientras la estatua esté en pie, la ciudad de Bremen será libre. Claro que guardan una de repuesto en un sótano del ayuntamiento. Tan importante es este monumento, que la UNESCO decide nombrarlo Patrimonio de la Humanidad por tratarse de una obra representativa de la soberanía de las ciudades durante el Sacro Imperio Romano Germánico.
En la plaza también se encuentra la Catedral de Bremen (St Petri Dom zu Bremen) con sus torres gemelas de 98 metros de altura, y que es otro de los símbolos de la Ciudad Libre de Bremen. Una de las torres cayó sola y años mas tarde la segunda fue dañada por un rayo.
La Catedral de Bremen se encuentra en el mismo lugar que ocupase el primer templo de la ciudad ya en 789, y que sólo duró tres años en pie antes de ser destruido por los Sajones (una tribu germánica que venía del sur).
Uno nuevo fue erigido en 805 y se mantuvo en pie hasta el gran incendio de 1041 que afectó gran parte de su estructura.
La unión comercial que venía sosteniendo con las ciudades de Lübeck,  Hamburgo, Danzig, MalmoEstocolmo, Cracovia, TallinWroclaw (en ese momento parte del Reino de Bohemia) y otras que formaban parte de la Liga del Hansa hacían de Bremen una de las ciudades mas prósperas del norte de Europa, y había llegado la hora de tener una catedral acorde.
Salvando lo que se podía de la construcción original, y atentos a los cambios y modas de la época, la Catedral de San Pedro es remodelada en Estilo Gótico entre 1497 y 1511. Como en otros lugares del norte de Alemania se utilizaron ladrillos a falta de falta de piedra, por lo que muchos mas tarde se referirían a este estilo como Gótico Báltico o Gótico en ladrillo.
Se trata de un templo Protestante que desde 1547 forma parte de la Iglesia Evangélica en Alemania.
Nunca había sufrido daños serios en conflictos bélicos si no hasta 1943, cuando las bombas arrojadas por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial vuelven a afectar severamente su estructura.  La catedral vuelve a ser reconstruida por última vez entre 1972 y 1981, y desde entonces luce espléndida.
En el interior de St Petri podemos apreciar que la iglesia cuenta con tres naves de distintos tamaños. Alcanza los 92 metros de largo y tiene casi 40 de ancho.
Son muchos los estilos arquitectónicos y manifestaciones artísticas visibles, producto de los diferentes períodos históricos del templo.

La Catedral de San Pedro es imponente y guarda muchos detalles que llaman nuestra atención, entre ellos los 5 órganos que tiene la iglesia. Resulta que Bremen tiene una relación musical con los órganos que solo en esta iglesia data de 1244. Desde 1528 cuenta con un gran órgano y entre varias idas y vueltas hoy tiene varios de los mejores órganos del norte de Europa. Lo bueno es que se pueden escuchar fantásticos conciertos de música romántica alemana.
Embellecidos por varios vitreaux un abside central cuadrado en donde se encuentra el coro de la Catedral de Bremen con balcones esculpidos.


En uno de los rincones hay escudos heráldicos de las familias nobles con el año en que hicieron donaciones. Unos 90 de ellos están enterrados en una de las tumbas de la Iglesia de San Pedro, el mismo lugar que durante mucho tiempo fue la morada de descanso de Santa Emma de Lesum (o Santa Emma de Bremen) una generosa benefactora.
La Pila Bautismal Romana en fundición de bronce es el monumento mas viejo de la ciudad de Bremen. Son cuatro figuras mitológicas sentadas sobre cuatro leones y se encuentra en la vieja cripta bajo la catedral.
Hay una tradición que sobrevive hace siglos que dice que cuando un hombre soltero llega a los 30 años de edad tiene que dar vueltas a la catedral hasta que alguna joven soltera lo libere de la tarea con un beso. Lo mismo ocurre con las solteras, pero ellas lo tienen mas fácil.