viernes, 4 de marzo de 2016

Cracovia, el corazón de Polonia

Cracovia (o Kraków) es el lugar mas importante de la historia y la cultura de Polonia. Es el verdadero corazón del país y su ciudad mas visitada. Su centro historico integra desde 1978 la primera lista UNESCO de sitios Patrimonio de la Humanidad.
Cracovia fue capital de Polonia durante la mayor parte de su historia y actualmente es con 800.000 habitantes la segunda ciudad mas poblada del país (3.000.000 con su área metropolitana).
Hay pruebas arqueológicas que indican que la zona estaba poblada ya desde la Edad de Piedra.
El dragón de Cracovia (Pomnik Smoka Wawelskiego)
La leyenda sobre los orígenes de Cracovia cuenta que en la Colina de Wawel vivía un dragón muy temido por los habitantes del poblado. Cada tanto salía a saciar su hambre comiéndose chicas vírgenes y ovejas y alguien salía con los pantalones quemados.
Un buen día un joven y valiente príncipe que se llamaba Krakus engañó al dragón dándole una oveja llena de azufre en su interior. Cuando el dragón fue hasta la orilla del río Vístula, explotó en pedazos.

Una estatua de bronce del dragón (Pomnik Smoka Wawelskiego) marca desde 1972 el lugar donde habrían sucedido los hechos. Es obra del escultor polaco Branislaw Chromy, mide seis metros de alto y cada tanto escupe fuego.
Muerto el dragón se originan los planes para la construcción de una iglesia (actual Catedral de Wawel) y de un castillo en la colina, los dos edificios mas representativos del poder.

La leyenda cuenta que el primero de los castillos era de madera y fue mandado a construir por el Príncipe Krakus tras su hazaña, pero lo que si se sabe a ciencia cierta es que la parte mas antigua del castillo actual fue mandada a edificar por el Rey Casimiro III en algún momento entre 1331 y 1352, tiempos en los que Cracovia (tal es su nombre oficial) pudo desarrollarse económica y culturalmente tras el acuerdo de paz firmado en 1343 con los Caballeros Teutónicos.
Castillo de Wawel 
El Castillo de Wawel fue durante siglos fue la residencia oficial de los reyes de Polonia. 35 de esos monarcas (casi todos) fueron coronados en la Real Capital de Cracovia.

El Castillo de Wawel fue usado como hospital militar en los tiempos en que Cracovia estaba bajo dominio de los Habsburgo de Austria, y mas tarde, durante la Ocupación Nazi fue el lugar en donde vivía el General Hans Frank.
Iglesia de San Pedro y San Pablo, Cracovia
Desde el castillo sale la calle Grodzka, una de las mas antiguas que conducen a la vieja plaza. A pocas cuadras vimos la Iglesia de San Pedro y San Pablo, de estilo Barroco y la que mas cantidad de personas puede albergar en su interior. El templo fue parte de un desaparecido monasterio Jesuita que en 1595 dio inicio a la construcción que hoy sobrevive.
Al frente se encuentran desde 1722 estatuas con las figuras de los 12 Apóstoles, hoy reemplazadas.
Plaza del Mercado (Rynek Glówny w Krakowie)
Cuando uno llega por primera vez a la Plaza del Mercado (Rynek Glówny w Krakowie) sabe que se encuentra en el centro mismo de la ciudad y en la plaza mas importante de Cracovia y de Polonia.

Siempre cumplió un importante rol comercial, incluso después de la Invasión de los Mongoles que en 1241 destruyeron todo cuanto había en la plaza y sus alrededores.

En 1257 se mando a construir lo que hoy conocemos como Rynek Glówny, que con 40.000 metros cuadrados siempre sería la plaza medieval mas grande de Europa y el lugar donde siempre sucederían los acontecimientos sociales mas importantes. Eran cientos los puestos que se iban acomodando a un costado del Camino Real, por donde pasaban los ciudadanos nobles o ilustres en su camino al Castillo de Wawel.

En el medio de la plaza destaca el Sukiennice, un edificio que funciona como mercado techado desde 1257, aunque fue notablemente mejorado por Casimiro III El Grande en 1344, que es la estructura actual de 108 x 10 metros que conocemos hoy, aunque haya sufrido decenas de cambios desde entonces.
Rynek Glówny
Lo importante es que sigue funcionando como mercado, aunque las cosas que hoy venden ya no parecen tener ni el atractivo ni la importancia que tenían en antaño.
Escudo de Cracovia
El Sukiennice se prendió fuego en 1555 y con la reconstrucción el edificio comenzó a ganar un poco de altura e importancia.
Como mercado fue el lugar elegido por los comerciantes de varios siglos para vender telas (de ahí su nombre), cueros, especias llegadas del Lejano Oriente, el famoso ámbar del Báltico, etc.
Abajo de la plaza hay varios sótanos que se pueden visitar, y arriba del mercado, un museo.
"Cabeza Hueca"
En un sector del Rynek yace en el piso una curiosa cabeza hueca, de seguro una de las atracciones mas fotografiadas de la ciudad. Se trata de una escultura de bronce obra de Igor Mitoraj, un escultor local.
Tras formar parte de una exposición al exterior, el artista decide regalar Eros Bound a la ciudad, pero tuvo que patalear un poco para ganarse el lugar en donde se encuentra desde 2007.
Iglesia de San Adalberto
La Iglesia de San Adalberto se encuentra en el lado sur del Rynek Glówny desde casi un siglo antes de que esta fuera planeada, y es por eso que su ubicación resulta un tanto rara.
Para acceder a la planta hay que descender por debajo de la plaza, lo cual indica que la altura que hoy tiene la plaza es varios metros mayor a la de la época en la que fue creada.
Los estudios arqueológicos dan fe que la primer construcción de San Adalberto fue un edificio de madera del siglo X. El actual data del siglo XI aunque recibió importantes mejoras en estilo Barroco a principios del siglo XVII.
Cracovia gusta. No es difícil entender por que fue y es el "Corazón de Polonia" y la ciudad elegida por millones de turistas cada año.
Durante los años de ocupación, los Austríacos tiraron abajo las viejas murallas de Kraków, rellenaron con tierra los fosos defensivos y crearon una serie de parques. Entre ellos el Planty, una suerte de "pulmón verde" de la ciudad que rodea el centro histórico. Tiene 8 kilómetros de largo y aún se pueden ver varias partes de la vieja muralla medieval.
Nos despedimos de lejos de un lugar con mas de 1.000 años de historia, la Catedral de Wawel, cuyo nombre oficial es Catedral de San Wenceslao y San Estanislao (królewska basylika archikatedraina ss. Stanislawa i Waclawa na Wawelu).
Construida entre 1320 y 1364, es un curioso edificio de estilo Gótico de tres naves y 18 capillas anexadas a sus laterales, testigo de los acontecimientos mas importantes de Polonia.
Es tiempo de ir hacia el sur, mas precisamente a Kazimierz, el barrio Judío de Cracovia y uno de los sitios mas relevantes para visitar en la ciudad, y que junto al centro histórico y el Castillo de Wawel integra aquella primera lista de sitios Patrimonio de la Humanidad protegidos por la UNESCO.

Fundada por Casimiro El Grande en 1335, la ciudad que lleva su nombre antiguamente estaba en una isla separada del casco urbano de Cracovia por un brazo del río Vístula que ya no existe.
En 1495, una gran cantidad de Judíos fueron expulsados de Cracovia y obligados a vivir en la (por aquel entonces) vecina ciudad de Kazimierz.
Hoy Kazimierz es importante por ser un lugar ocupado por Judíos durante los últimos 500 años. Es como un barrio de moda en el que nuevos bares, galerías y restaurantes parecen abrir cada día. Es el punto de reunión de la actual bohemia de la ciudad, pero su pasado tuvo algunos buenos momentos y muchos para el olvido.

Durante los siglos XVI y XVII se fue consolidando como centro espiritual y religioso de los Judíos de Polonia. Se erigieron sinagogas, se llenaron con libros los estantes de las bibliotecas y se impartían clases en Ídish (o Yddish), la lengua hablada por los Judíos de Europa central.
Restaurante en Kazimierz
Durante los años de Ocupación Austríaca el barrio de Kazimierz vivió quizás su mejor momento en siglos. Todas las manzanas fueron iluminadas, llegó el tren y floreció mucho su vida cultural.
Durante los años de la Segunda Guerra Mundial el barrio de Kazimierz fue destruido por los Nazis (curiosamente Cracovia no sufrió la misma suerte ya que a Hitler le gustaba la ciudad), y tras finalizar la contienda bélica pasó al olvido en todos los años de la Ocupación Comunista de Rusia.
En las calles de Kazimierz está la fábrica en donde Oskar Schindler salvó la vida a mas de un millar de Judíos condenados a la cámara de gas. La historia de este suceso quedó plasmada en la película
"La Lista de Schindler" dirigida por Steven Spielberg y ganadora de 7 premios Oscar de la academia, la cual fue filmada en Kazimierz.