sábado, 2 de abril de 2016

La capital de los duendes

Es imposible caminar por el centro histórico de Breslavia (Wroclaw) sin cruzarse con algún duende. Es que los enanos están por todas partes.
No los había notado la noche que llegué, y es que dicen que se saben esconder. Claro que estaba mas concentrado en conseguir una o dos cervezas y un poco de comida que en cualquier otro tipo de magia.
Turysta
La gente estaba harta de estar bajo la tutela de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y querían recuperar la gloria que el país alguna vez supo tener.

En 1980 se comenzó a gestar un movimiento opositor al gobierno Comunista de la República Popular de Polonia. Tenía origen en "Solidaridad" (Solidarność ), un sindicato obrero clandestino originado en Gdansk (Danzig) en el que participaba Lech Walesa, quien años mas tarde sería presidente de la nueva (o Tercera) República de Polonia, y que contaría con la ayuda de Margaret Tatcher y Donald Reagan desde sus respectivos asientos, y de la Iglesia (Polonia es un país muy Católico) de la mano de Karol Wojtyla quien años mas tarde sería el querido Papa Juan Pablo II.
Para 1982, "Solidaridad" contaba con 10 millones de miembros, siendo el primer gran sindicato originado en el Bloque Soviético. El ejército bajo el mando del Mariscal Wojciech Jaruzelski, por aquel entonces presidente de la República Popular de Polonia, metió preso a todos los líderes de "Solidaridad", que tuvo que pasar a actuar nuevamente desde la clandestinidad.
Zyzyfek
Una ciudad con la importancia cultural de Wroclaw no tardaría en manifestarse, siendo el escenario perfecto para la popularmente conocida "Rebelión de los Enanos", un movimiento de resistencia pacífico surgido en un momento de crispación donde las huelgas generales se repetían por toda Polonia.

Como los militares cubrían con pintura cualquier tipo de propaganda política opositora al régimen, comenzaron a aparecer por sobre ellas las primeras misteriosas figuras en graffiti de los duendes como un símbolo de protesta a la censura.
Capgeminiusz Programista
El ideólogo había sido Waldemar Fydrych, un polaco recibido en Historia del Arte en la Universidad de Wroclaw que era el que en los primeros tiempos salía a hacer el sólo estas pintadas por sobre las paredes censuradas. Esto no terminaba simplemente como una pintada, si no que lo que planteo y propuso Waldemar Fydrych fue un auténtico movimiento de protesta social que terminaría formando parte de una serie de sucesos que terminaron con la caída del Comunismo en Europa del Este.
Wentyl-Krasnal Motocyklista
Paralelamente y también en la ciudad de Wroclaw, Waldemar Fydrych y una serie de ciudadanos vecinos fundaron "Alternativa Naranja" (Pomarańczowa Alternatywa), dando origen a una serie de protestas absurdas (Manifiesto Surrealista Socialista con fuertes influencias del Dadaísmo y el Situacionismo) en donde se animaba a los participantes a ir vestidos de duendes o cosas por el estilo, evitando de esta manera arriesgar la libertad de sus miembros.
Poco a poco la gente se fue sumando a la "Alternativa Naranja" y tras la detención de Fydrych por parte de las autoridades, los graffitis de los duendes comenzaron a multiplicarse en todas las paredes de esta y otras ciudades de Polonia. También las protestas tipo Happening, de gran aceptación entre los jóvenes, en la que los participantes iban disfrazados acentuando el supuesto "sin sentido" de las protestas, pero ya en un claro apoyo a la Alternativa Naranja y a "Solidaridad", que para ese entonces contaban con una suerte de aval de Mijail Gorbachov, flamante Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética, quien quería ver como evolucionaba esto de los sindicatos independientes en los bloques del este.
Este gran "gesto hacia occidente" de Mijail Gorbachov (años mas tarde único Presidente de la Unión Soviética y Premio Nobel de la Paz) fue determinante en la posterior caída del Comunismo. Mientras tanto en Wroclaw, Varsovia, Gdansk, Cracovia y otras ciudades de Polonia la gente se animaba cada vez a mas a medida que crecían las protestas, pero nunca perdiendo el eje original. Lo curioso es que en ellas nunca se reclamó por nada concreto, y ciertamente nada relacionado con la política. Ahí radicaba la "magia" y singularidad de este movimiento de resistencia pacífica.
Gnomo sacándose una selfie
En 1988 cambia el sentido y propósito de "Solidaridad" cuando deja de ser un sindicato para convertirse en partido político (muchas veces se habló de que Solidaridad fue financiado por la Banca del Vaticano y hasta la CIA. Es ahí cuando Lech Walesa, uno de sus carismáticos líderes es asignado por el partido para que tome las riendas de la situación y se siente en una mesa redonda a negociar los pasos a seguir con la Unión Soviética, hecho que sucedió entre febrero y abril de 1989.
Arcik Podroznik
Tras las parlamentarias de junio de 1989 surgen posibilidades de enfrentar a los Comunistas en elecciones semi abiertas. Lech Walesa decide ser candidato a Presidente. No tenía formación política alguna y nunca fue su intención, pero según palabras propias (y que terminaron siendo el lema de su campaña presidencial) "No quería, pero no me dejaron otra opción" (Nie chcem, ale muszem). 

En diciembre de 1989 Polonia volvía a tener un presidente electo tras 63 años de estar privados del sufragio. Lech Walesa ponía fin de esta manera a 45 años seguidos de Comunismo.
Los años que siguieron fueron muy positivos para Polonia, que de alguna manera volvía a estar en paz y retomaba contacto y relaciones con el resto de Europa y el mundo, uniéndose primero a la Organización de las Naciones Unidas, y mas tarde entrando como miembro de la Unión Europea.
En esos años es que comienzan a aparecer en Wroclaw las primeras esculturas de bronce de estos  duendes tan famosos y queridos, todo un símbolo de la resistencia de la ciudad, y que hoy constituyen una atracción turística en si misma. Es verdad que uno ve dos o tres de estos duendes y ya quiere salir a "cazarlos" por el resto del centro histórico.
Ogorzatek i Opitek
Desde 2001 existe una estatua que conmemora al duende de Alternativa Naranja (vistos por muchos como anarquistas). Los primeros 5 duendes de una gran colección fueron colocados en agosto de 2005, todas obras del escultor local Tomasz Mocsek. A la fecha de mi visita había mas de 300 de estas esculturas (6 de ellas fuera de la ciudad), pero la verdad es que nuevos duendes siguen apareciendo pues los dueños de varios comercios se avivaron de que es una forma de atraer hacia ellos a los turistas.
No fue una elección al azar que hayan sido el símbolo de la resistencia en Wroclaw, ya que según cuenta la leyenda, los duendes habían llegado a Baja Silesia (un territorio donde aparentemente abundan) en ayuda de los humanos ya que uno de los suyos robaba comida a los habitantes. Como la ciudad los necesitaba se quedaron a dar una mano.
Mas de uno se debe de haber roto un pie contra estos duendes caminando distraído por las calles de Breslavia. No tengo duda, pero aunque puedan ser "potencialmente peligrosas"para los transeúntes cortos de vista y que caminan casi pegado a las paredes, le imprimen a la ciudad un sello único por lo que todos terminan sintiendo que Wroclaw es la Capital de los Duendes.
Es imposible caminar por el centro histórico de Breslavia sin cruzarse con algún duende, y es difícil no querer verlos todos. Para ello hay visitas guiadas sin otro fin que el de conocerlos. También hay aplicaciones para Smartphones y se venden mapas con la ubicación de los enanos, en algunos casos con la descripción de los mismos, ya que muchos de ellos corresponden a ciudadanos locales y visitantes ilustres. Lo cierto es que hay para todos los gustos, y mas de unos nos arrancará una sonrisa. Hay duendes de muchas profesiones y en las mas variopintas situaciones cotidianas.
Me fui contento y con la mejor imagen de esta ciudad (Capital de la Cultura Europea 2016) con la certeza de saber que que aún queda mucho por descubrir y ganas no faltan.