martes, 28 de mayo de 2013

Los Zulés

Originarios del centro del continente, y como parte de las migraciones Bantu, los Zulúes se fueron desplazando  durante miles de años siempre en dirección sur.
Eran un conjunto de tribus prósperas y guerreras que se establecieron a principios de 1700 en la actual República de Sudáfrica, al sur del país, en una provincia que hoy lleva el nombre de KuaZulu Natal.

Bajo el mando de Shaka Zulu las tribus aliadas se fueron organizando y se convirtieron en una nación guerrera que supo darle tremenda paliza a los Ingleses cuando pretendieron invadirlos la primera vez.
Armados con sus lanzas de hierro y sus escudos de piel de vaca resistieron y vencieron a los hombres del imperio en una aplastante victoria, aunque después estos los vencerían en sucesivas guerras.

Cuando uno visita una aldea Zulú es por que emprende un viaje, y siguiendo las tradiciones y costumbres locales del iSivivane, uno escupe una piedra y la tira desde lejos en un montículo (el llamado isivivane). Esto traerá buena suerte en el viaje, pero si le erramos es que la desgracia esta cerca.
Antes de entrar en una aldea Zulú hay que pegar un grito como anunciando que uno viene en son de paz. El grito es e´sangweni y solo podemos entrar cuando desde adentro escuchamos "uku khuleka.
En sus buenas épocas estaban principalmente en la zona del actual norte de KwaZulu Natal y vivían en aldeas con una organización social similar.

En el medio de la población estaba el corral protegido por filosas ramas contra el ataque de animales salvajes. Allí tenían vacas (Nguni) y cabras. Este corral estaba rodeado y nuevamente protegido por toda la aldea. Contaba con una única puerta y esta apuntaba en dirección a la choza en donde dormía el rey, de modo que este pudiese controlar cada mañana que los animales de su gente estaban a salvo.

En la cultura Zulú la riqueza de las personas se medía por la cantidad de vacas que uno poseía, y para tener una novia había que comprársela al rey. Esta costaba tanto como 11 vacas!


Cada aldea tiene una cocina común (i´exhiba). Esta choza esta abierta por los costados para permitir una eficiente ventilación cuando cocinan y todos sentados en círculo hacen su famosa cerveza de sorgo que aun hoy es muy popular entre los negros mas viejos.
Los techos de estas chozas son de paja como en el resto, pero por tener un fuego siempre encendido la cobertura dura varias décadas
Cada poblado guarda una gran choza para los mayores. La casa de las abuelas es de mucha importancia en la vida social de los Zulúes. Allí , además de acoger a las ancianas, se practican sacrificios. La choza esta decorada con esqueletos de animales que se usaron para dicho fin, y dicen que el olor que emana de ellas a veces funciona como un placebo entre los enfermos.

También guardan en una construcción elevada la cosecha. Principalmente a salvo de sus propias cabras.
Hoy los Zulúes juegan un papel cultural muy importante en Sudáfrica, pero pasaron duros momentos, como cuando durante el Apartheid eran tratados como ciudadanos de tercera categoría.

Hoy el Zulu es uno de los 11 idiomas oficiales que se hablan en Sudáfrica, y es entendido por casi la mitad de la población. 
El idioma suena rarísimo, parecido al que usan los pigmeos. Es decir, una serie de sonidos producidos por cada parte de la boca. Para hablarlo hay que apretar las mandíbulas, sonar con fuerza la lengua contra el paladar, acentuar los sonidos con los labios endurecidos y hacer cada dos por tres algo parecido al sonido de cuando se destapa el corcho de una botella.